Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 3 abril 2014
Zoología

Aves con una capacidad de clasificar cosas que se creía exclusiva del Ser Humano

¿Piña o piñón? ¿Amigo o enemigo? Distinguir entre cosas y clasificarlas de maneras que permitan responder preguntas como esas requiere que pongamos especial atención a las características reveladoras de cada objeto. Y resulta que los humanos no somos los únicos capaces de hacerlo.

Los resultados de unos experimentos de conducta en palomas ante una pantalla táctil demuestran que estos inteligentes pájaros comparten nuestra habilidad de clasificar cosas cotidianas en categorías. Y, al igual que las personas, pueden centrarse en información visual que sea nueva o importante, y rechazar la que no lo sea.

El concepto básico en el mecanismo que lo hace posible es la atención selectiva. Gracias a ella, en el complejo mundo en que vivimos, con multitud de estímulos a nuestro alrededor, no prestamos atención a todas las propiedades de nuestro entorno. Atendemos sólo aquellas que son nuevas o relevantes.

Mientras observaban las palomas en los experimentos, Leyre Castro Ruiz y Ed Wasserman, ambos de la Universidad de Iowa en Estados Unidos, creyeron al principio que los animales aprenderían lo que era relevante (paso uno), y que después harían lo propio con la respuesta apropiada (paso dos). Pero, en cambio, los investigadores encontraron que el aprendizaje y la categorización parecían estar ocurriendo de forma simultánea en el cerebro.

[Img #19121]
Para verificar que las palomas se valían de la atención selectiva, y, en tal caso, de qué manera, Castro y Wasserman colocaron a las aves frente a una pantalla táctil que contenía dos grupos de cuatro imágenes generadas por ordenador, tales como estrellas, espirales y burbujas.

Las palomas tenían que determinar qué distinguía un grupo del otro. Por ejemplo, ¿contenía un grupo una estrella mientras que el otro contenía burbujas?

Vigilando qué imágenes picoteaban las palomas en la pantalla táctil, Castro y Wasserman pudieron determinar qué estaban mirando los pájaros. Estaban picoteando las características relevantes y distintivas de cada grupo, lo que sugiere que las palomas, como los humanos, utilizan atención selectiva para colocar a los objetos en las categorías apropiadas.

Las palomas son animales muy inteligentes, y cada vez está más claro que comparten con nosotros habilidades mentales que se consideraban exclusivas del Ser Humano. Por ejemplo, en un estudio anterior (http://noticiasdelaciencia.com/not/1169/) en el que trabajó Wasserman, se descubrió que las palomas pueden reconocer la expresión de emociones en un rostro humano, así como la identidad de éste, de un modo muy similar a como lo hacemos nosotros.

Información adicional

[swf object]

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress