Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 18 abril 2014
Geología

Reconstruyendo la historia de la atmósfera marciana mediante análisis de meteoritos

Unos geólogos que analizaron 40 meteoritos que cayeron a la Tierra procedentes de Marte han desvelado algunos de los enigmas sobre la atmósfera marciana del pasado, en el que hubo una época durante la cual existió agua líquida en la superficie del planeta y quizá formas de vida primitivas.

Los resultados ayudarán a guiar los próximos pasos de los investigadores hacia el objetivo de averiguar si existe o ha existido vida en Marte, y cómo fluía allí en el pasado el agua, ahora ausente de la superficie marciana.

El equipo de Heather Franz, antes en la Universidad de Maryland en Estados Unidos, y que ahora trabaja en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA en el mismo país, como investigadora del equipo científico del robot Curiosity, en Marte desde 2012, midió la composición de azufre de 40 meteoritos de Marte, una cantidad mucho mayor que la examinada en análisis anteriores. De los más de 60.000 meteoritos encontrados en la Tierra, sólo 69 se cree que son trozos de rocas lanzadas desde la superficie marciana.

Estos meteoritos marcianos son típicamente fragmentos de rocas ígneas que se formaron en Marte, que luego fueron lanzadas al espacio cuando un asteroide o cometa golpeó contra el planeta rojo, y que por último terminaron su odisea cayendo a la Tierra. El meteorito más antiguo del estudio tiene unos 4.100 millones de años, y se formó cuando nuestro sistema solar estaba en su infancia. Los más jóvenes tienen entre 200 y 500 millones de años.

[Img #19399]
Estudiar meteoritos marcianos de diferentes edades puede ayudar a los científicos a investigar la composición química de la atmósfera marciana a través de la historia, y averiguar si el planeta ha sido alguna vez tan apto para la vida como lo es la Tierra. Marte y la Tierra comparten los ingredientes básicos para la vida, pero las condiciones actuales en el primero son mucho menos favorables, debido a las limitaciones impuestas por una superficie árida, temperaturas frías, rayos cósmicos y radiación ultravioleta procedente del Sol. Pese a ello, algunas estructuras geológicas marcianas fueron formadas evidentemente mediante la acción del agua líquida, una señal inequívoca de las condiciones mucho más acogedoras que existieron en el pasado.

El azufre, que es muy abundante en Marte, pudo estar entre los gases con efecto invernadero que calentaron la superficie, y pudo suministrar una fuente de nutrición para los hipotéticos microbios marcianos. Dado que los meteoritos son una rica fuente de información sobre el azufre marciano, el equipo de Franz y James Farquhar, profesor de geología en la Universidad de Maryland, analizó los átomos de azufre que estaban incorporados a las piedras.

Los resultados indican que las atmósferas de Marte y la Tierra se diferenciaron de manera importante muy temprano en los 4.600 millones de años de evolución de nuestro sistema solar, y que las reacciones químicas que implicaban al azufre en la atmósfera marciana eran distintas a las que tuvieron lugar en las fases iniciales de la historia geológica de la Tierra. Esto sugiere que las atmósferas primitivas de los dos planetas eran muy diferentes.

La naturaleza exacta de las diferencias no está clara, pero otras pistas sugieren que muy poco después de que se formara nuestro sistema solar, buena parte de la atmósfera de Marte se perdió, dejándola con una densidad muy inferior a la terrestre.

Información adicional

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress