Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 29 abril 2011
Psicología

El fenómeno de los episodios de euforia tras haber dormido poco

Una noche sin dormir suele dejarnos con menos agilidad mental y más irritables. Sin embargo, un efecto secundario menos conocido de dormir poco es la euforia a corto plazo, la cual nos puede conducir a realizar valoraciones poco sensatas y a desarrollar comportamientos vinculados a adicciones, según un nuevo estudio en una línea en la que hace poco ya se presentó otro estudio, del cual dimos la noticia en NCYT de Amazings.

En la nueva investigación, a cargo de expertos de la Universidad de California en Berkeley y la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, se estudió el cerebro de adultos jóvenes sanos y se ha descubierto que sus circuitos del placer estaban muy estimulados después de una noche sin dormir. Pero esa misma ruta neuronal que promueve sentimientos de euforia, recompensa y motivación después de una noche sin dormir también puede conducir a conductas de riesgo.

Lo descubierto en el nuevo estudio subraya la necesidad de que las personas en puestos de mucha responsabilidad, como por ejemplo pilotos de avión de pasajeros, o médicos, no reduzcan el tiempo dedicado a dormir.

Desconcertados sobre por qué tantas personas con depresión clínica se sienten más positivas, temporalmente, después de una noche sin dormir, el psicólogo Matthew Walker de la mencionada universidad y sus colaboradores emplearon resonancia magnética funcional por imágenes para estudiar los cerebros de 27 adultos jóvenes, la mitad de los cuales durmió lo necesario durante la noche, mientras que la otra mitad pasó la noche en vela.

[Img #2165]
Los participantes observaron muchas imágenes, incluyendo escenas agradables, y se les pidió que las clasificaran como neutras o positivas. En general, quienes no habían dormido clasificaron más positivamente las imágenes, mientras que quienes descansaron bien las clasificaron de un modo más moderado.

Además, los escaneos cerebrales hechos a los participantes que pasaron la noche sin dormir mostraron una mayor actividad en la vía mesolímbica, un circuito cerebral regido por la dopamina, un neurotransmisor que regula los sentimientos positivos, la motivación, el deseo sexual, la adicción, los anhelos y la toma de decisiones.

A pesar de que podría parecer ventajosa una tendencia hacia lo positivo, potencialmente vinculada a un incremento a corto plazo en los niveles de dopamina, puede resultar perjudicial si las personas toman decisiones impulsivas porque se sienten excesivamente optimistas.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress