Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 5 mayo 2014
Salud

Una dieta sana en las embarazadas puede reducir el riesgo de parto prematuro

Una dieta rica en fruta, verdura, cereales integrales y algunos tipos de pescado parece ser capaz de reducir el riesgo de parto prematuro. Ésta es la conclusión a la que se ha llegado en un estudio realizado sobre 66.000 embarazadas noruegas y cuyos resultados se han presentado públicamente a través de la revista académica británica BMJ (British Medical Journal), editada por la British Medical Association (Asociación Médica Británica).

En el estudio, el cual fue llevado a cabo por especialistas de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, el Hospital Universitario Sahlgrenska también en Gotemburgo, y el Instituto Noruego de Salud Pública, se trabajó con información sobre qué habían comido y bebido las participantes desde que quedaron embarazadas.

El equipo de la investigadora Linda Englund-Ögge, de la Academia Sahlgrenska, dependiente de la Universidad de Gotemburgo, también tuvo acceso a la información sobre el estilo de vida general de cada mujer, su nivel educativo, las condiciones de vida, su nivel de ingresos económicos, peso, nivel de actividad física, incidencia del tabaquismo, nivel de consumo de alcohol, cantidad de hijos y factores médicos como un historial de parto prematuro.

[Img #19656]
Los resultados muestran que el grupo de mujeres con dietas más saludables durante el embarazo presentaba en promedio un 15 por ciento menos de riesgo de parto prematuro en comparación con las que siguieron las dietas menos saludables. La correlación se mantuvo después de tener en cuenta la influencia de otros diez factores de riesgo conocidos para el parto prematuro.

Conviene matizar, tal como apunta Englund-Ögge, que los resultados del estudio no implican que las mujeres embarazadas deban seguir rigurosamente una dieta sana. Pueden permitirse algunos caprichos con alimentos muy sabrosos aunque poco sanos. Lo importante es que estos caprichos no se conviertan en la norma, sino en la excepción.

Información adicional

 

 

 

 


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress