Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 12 mayo 2014
Ingeniería

Dispositivos electrónicos que se disuelven cuando ya no sirven

La basura electrónica, integrada en buena parte por aparatos inservibles, constituye un problema, pero aún más problemático resulta cuando el dispositivo inservible es de tipo médico y está dentro del cuerpo, ya que hay que retirarlo para impedir que acabe provocando daños. Si el dispositivo en cuestión se pudiera disolver de manera inofensiva dentro del cuerpo, se evitarían muchos problemas y también intervenciones quirúrgicas. Hacia este objetivo trabajan unos científicos de la Universidad Estatal de Iowa, en Estados Unidos.

Esta nueva clase de electrónica, en desarrollo por el equipo de Reza Montazami, profesor de ingeniería mecánica en la citada universidad, se basa en una gama de polímeros especiales, que conducen la electricidad, pero que también están diseñados para deshacerse rápida y completamente cuando se activa dicha función de autodestrucción.

Las aplicaciones potenciales son muchas. Las más evidentes son, como hemos adelantado, los dispositivos médicos que se implantan dentro del cuerpo. Cuando uno de esos dispositivos ha hecho su trabajo y ya no es útil, se podría deshacer inofensivamente dentro del cuerpo de la persona.

Otro campo de aplicaciones estaría en el ámbito militar, y más concretamente en las operaciones de los servicios de inteligencia. Un dispositivo hecho con esta tecnología podría obtener y enviar sus datos, y luego disolverse, sin dejar rastros sobre la misión de inteligencia que ha llevado a cabo.

En el campo de la seguridad bancaria, una aplicación podría ser que cuando una persona pierde su tarjeta de crédito, pueda enviarle a ésta una señal que haga que la tarjeta se autodestruya.

[Img #19779]
El terreno de la monitorización medioambiental también se beneficiaría. Está bien esparcir sensores en el entorno natural para hacer un seguimiento detallado de las condiciones reinantes en un ecosistema, pero paradójicamente esos dispositivos pueden acabar convirtiéndose en fuentes de contaminación para el entorno al que se ha pretendido que ayudasen. En cambio, si los sensores una vez llegados al final de su vida útil, se disuelven de manera inofensiva ante el agua, por ejemplo la de la primera lluvia tras la activación del proceso de autodestrucción, no causarán ninguna contaminación al ecosistema que han estado vigilando.

Lograr que resistencias, condensadores y demás componentes electrónicos se disuelvan de manera tal que no queden rastros de ellos, no es un reto fácil, pero Montazami está convencido de que el objetivo se puede alcanzar de una manera que dé lugar a un sistema práctico de usar. Con esto en mente, trabaja, junto con sus colaboradores, en el desarrollo de los materiales necesarios.

Estos investigadores han desarrollado y probado resistencias y condensadores con esa capacidad de disolverse. También han construido y probado una antena degradable capaz de transmitir datos. Ahora están trabajando en transistores y LEDs con la misma cualidad.

En el trabajo de investigación y desarrollo también han participado, entre otros, Nastaran Hashemi, Handan Acar, Simge Cinar y Mahendra Thunga, de la Universidad Estatal de Iowa, así como Michael Kessler, ahora director de la Escuela de Mecánica e Ingeniería de Materiales en la Universidad Estatal de Washington, en la ciudad estadounidense de Pullman.

Información adicional

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress