Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 2 mayo 2011
Ecología

Con el aire acondicionado a tope, es más fácil ser un escéptico del calentamiento global

Los científicos especializados en temas sociales se están esforzando en encontrar la respuesta para una desconcertante pregunta: A medida que aumenta la contundencia de las pruebas de que el calentamiento global causado por la especie humana se está acrecentando, ¿por qué las encuestas de opinión pública sugieren que la gente cree menos en su existencia de lo que cabría esperar?

Parte de la respuesta puede radicar en que la opinión de algunas personas está muy influenciada por la aparente, pero irracional, evidencia más sencilla que tienen a mano: Su propia estimación de la temperatura del día en su entorno inmediato.

El equipo de Ye Li, del Centro para la Investigación sobre las Decisiones Medioambientales (CRED por sus siglas en inglés), dependiente de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, entrevistó aproximadamente a 1.200 personas en Estados Unidos y Australia, y descubrió que quienes pensaban que el día en que fueron encuestados era más caluroso de lo que debería ser por la estación del año, estaban más inclinados a creer en el calentamiento global y a sentir preocupación por él, que quienes pensaban que el día era inusualmente frío para lo considerado normal en esa temporada del año. En ambos casos, por supuesto, se guiaron sólo por sus percepciones personales y subjetivas.

[Img #2183]
Por tanto, hay gente cuyas creencias sobre el calentamiento global dependen del clima de su entorno más inmediato. Para bastantes personas puede parecer lógico que si no notan más calor es que no hay tal calentamiento global. Pero, tal como expone Ye Li, un caso análogo a éste en el campo de la economía sería que cuando se le preguntase a alguien por el estado de la economía nacional, mirase la cantidad de dinero que lleva en su cartera, e hiciera su dictamen sobre la base de eso, un factor sin relevancia real para juzgar el verdadero estado de la economía de un país entero.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress