Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 28 mayo 2014
Medicina

Promover mediante vibraciones la curación de heridas difíciles

Ciertas heridas, difíciles de cicatrizar y que tienden a reabrirse de manera crónica, pueden curarse de manera más rápida y duradera si se exponen a ciertas vibraciones de muy baja intensidad. Así lo han constatado unos científicos de la Universidad de Illinois en la ciudad estadounidense de Chicago. Su hallazgo, hecho en ratones, podría ser una esperanza para millones de personas de todo el mundo que padecen diabetes tipo 2, especialmente en los casos en que sufren de úlceras en los pies. Estas heridas tardan mucho en curarse y pueden convertirse en crónicas o empeorar rápidamente.

La investigación comenzó a raíz de que Timothy Koh, profesor de kinesiología y nutrición en la Universidad de Illinois, se sintiera intrigado por los resultados de ciertos experimentos en la Universidad de Stony Brook en Nueva York. En tales experimentos se consiguió acelerar la regeneración ósea mediante señales de muy baja intensidad. Esa nueva técnica ya se encuentra en la fase de ensayos clínicos para verificar si las vibraciones de ese tipo pueden mejorar sin efectos secundarios severos la salud de los huesos y prevenir la osteoporosis.

Koh, Eileen Weinheimer-Haus y William Ennis, de la Universidad de Illinois, colaboraron con Stefan Judex, de la de Stony Brook, para investigar si la misma técnica podría mejorar la curación de heridas en personas con diabetes.

Las vibraciones empleadas son de baja amplitud y apenas perceptibles mediante el sentido del tacto.

[Img #20069]
En el nuevo estudio, se ha comprobado que las heridas expuestas a las vibraciones cinco veces a la semana durante 30 minutos por sesión se curaron más rápido que las heridas de los ratones del grupo de control (el grupo en el que no se hizo tratamiento alguno).

Las heridas expuestas a las vibraciones formaron más tejido granular, un tipo de tejido que es fundamental en el comienzo del proceso de curación de las heridas. Las vibraciones ayudaron al tejido a formar nuevos vasos sanguíneos, un proceso llamado angiogénesis, y también promovieron un incremento en la expresión de factores de crecimiento que ayudan al proceso de curación y proteínas señalizadoras conocidas como quimioquinas, que transportan mensajes entre las células.

Información adicional





Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress