Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 11 junio 2014
Astronáutica

El "hermano" del robot Curiosity

Desde que el Curiosity aterrizó en Marte en 2012 (http://noticiasdelaciencia.com/not/4866/), ha acaparado numerosos titulares de prensa. Se ha convertido en uno de los robots exploradores más famosos. Mucho menos conocido en cambio es su "hermano", que se quedó en la Tierra. Este otro robot, conocido como Scarecrow, es una copia del Curiosity pero desprovista de muchos de los sistemas de éste, ya que la finalidad básica con la que se le diseñó fue la de servir como modelo de ensayos de la movilidad del Curiosity. Al Scarecrow se le puede considerar, por ese y otros motivos, una especie de esqueleto del Curiosity.

 

Ambos robots son de gran tamaño, bastante más que el de un Ser Humano. Viendo al Curiosity deambulando por Marte, es difícil tener una noción de su tamaño. Pero contemplando a su hermano en compañía de humanos aquí en la Tierra, se entiende a la perfección por qué el Curiosity es el robot más grande que ha circulado por Marte, y por qué debido a su gran peso (una tonelada) tuvo que usar para descender a la superficie del Planeta Rojo un nuevo sistema de aterrizaje, el primero de su tipo y diseñado especialmente para la ocasión.

 

El Scarecrow es muy útil para estudiar aquí en la Tierra aspectos de la locomoción del Curiosity en Marte. Dado que, por la reducción de peso, sus ruedas ejercen la misma presión sobre el suelo en la Tierra que las del Curiosity ejercen en el de Marte, donde la fuerza de gravedad es menor que en nuestro planeta, y teniendo en cuenta que además está ajustado en diversas características para comportarse en la Tierra de un modo igual a como lo hace en Marte el Curiosity, se pueden hacer sobre el Scarecrow estudios que luego sirvan para que su hermano deambule por Marte de una manera más segura y eficiente, con arreglo a cada tipo de terreno analizado previamente con la ayuda del Scarecrow.

 

Las pruebas de esta clase con el Scarecrow son comunes. Por ejemplo, en una de ellas el equipo de Deepak Atyam (ahora en la Universidad de California en San Diego) hizo mediciones de cuánto resbalaba el Scarecrow en terrenos distintos y con pendientes de distintas inclinaciones.

 

[Img #20379]

 

Los miembros del equipo científico del Curiosity a veces recurren al Scarecrow para obtener datos extra acerca de la interacción física de las ruedas de ambos robots con terrenos muy específicos. Aunque no es posible preparar en la Tierra un duplicado geoquímico perfecto del suelo marciano sobre el que avanza el Curiosity, sí se pueden recrear algunas de sus características principales en terrenos que instituciones como la NASA acondicionan para que sean lo más parecidos posible a la superficie marciana en las cualidades que deben ser investigadas. La geóloga Shaunna Morrison, de la Universidad de Arizona, y científica del equipo del Curiosity, reparte su tiempo entre dicha universidad y el JPL (Jet Propulsion Laboratory, o Laboratorio de Propulsión a Chorro) de la NASA en Pasadena, California, todas estas entidades en Estados Unidos. Ocasionalmente, sus actividades la llevan junto al Scarecrow, que, debidamente adaptado, se puede controlar mediante un smartphone (teléfono inteligente).

 

Formando parte del equipo que está a cargo del CheMin, uno de los 10 instrumentos científicos instalados en el Curiosity, Morrison está en primera línea de los descubrimientos geológicos sobre Marte. Ella participó en los primeros análisis detallados de composiciones de minerales individuales en la superficie marciana a partir de muestras a las que el Curiosity ha tenido acceso.

 

Una vez que el brazo robótico del Curiosity ha extraído una muestra de suelo, ésta se divide en porciones, que son entonces introducidas en los diversos instrumentos de análisis, incluyendo el CheMin, dentro del cuerpo del robot. El instrumento CheMin lanza rayos-X a la muestra, que interactúan con los electrones en ella y reenvían señales que son como huellas, revelando la estructura tridimensional de un mineral dado. CheMin es el primer difractómetro de rayos X que ha sido enviado al espacio. Cuando los datos se reciben en la Tierra, se procede a examinarlos y se obtienen conclusiones. Uno de los minerales en las muestras marcianas que analizó Morrison es el olivino, un silicato abundante en la Tierra. El olivino marciano, sin embargo, tiene tanto hierro que su color es mucho más oscuro.

 

[Img #20380]

 

El Scarecrow es importante para que el equipo científico pueda adelantarse a la aparición de eventuales problemas derivados de la interacción entre el Curiosity y la superficie marciana.

 

Por ejemplo, en mayo de 2012, cuando el Curiosity ya estaba de viaje a Marte, se hicieron pruebas importantes de movilidad del Curiosity con el Scarecrow, en las Dunas de Dumont, situadas en el desierto californiano de Mojave, cerca del Valle de la Muerte. Las pruebas tuvieron por objeto completar parte de los preparativos para que el Curiosity comenzase a circular por el cráter Gale tras su aterrizaje.

 

La información recogida sobre la conducta mecánica del Scarecrow al ascender por varias pendientes o porciones de dunas será utilizada por el equipo del Curiosity en las decisiones que deban tomarse sobre la mejor manera de que el Curiosity circule por las dunas situadas cerca del Monte Sharp, dentro del cráter Gale.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress