Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 4 mayo 2011
Neurología

La relación que la duración del embarazo y el periodo de lactancia tienen con el tamaño del cerebro

El crecimiento del cerebro en los bebés está relacionado con la cantidad de tiempo y energía que las madres "invierten" en ellos, de acuerdo con los resultados de un nuevo estudio.

El estudio sobre 128 especies de mamíferos, incluyendo al Ser Humano, muestra que el crecimiento del cerebro en los bebés está determinado por la duración del embarazo y la de la lactancia.

La conclusión a la que se ha llegado en esta investigación es que cuanto más largas sean la gestación y la lactancia en los mamíferos, incluyendo al Ser Humano, más crecerá el cerebro del bebé.

El equipo del antropólogo Robert Barton, de la Universidad de Durham, en el Reino Unido, está convencido de que el hallazgo refuerza la idea de que la lactancia materna es la mejor para el desarrollo del cerebro, y respalda también la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de procurar alimentar al bebé exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de edad, y luego alimentarle con leche materna complementada con alimentos sólidos hasta los dos años de edad o un poco más.

Los resultados del estudio explican por qué la evolución hizo que tras una gestación ya de por [Img #2239]sí bastante larga, el periodo en el que las madres pueden ser capaces de amamantar a sus retoños dure hasta los tres años después del nacimiento de estos. Este largo periodo de dependencia del retoño hacia su madre fue la clave para permitir el desarrollo de los grandes cerebros de los primeros Homo sapiens.

En comparación, en especies como el gamo, con un peso corporal similar al humano, el periodo del embarazo es de sólo siete meses, el de lactancia de hasta seis meses, y su cerebro sólo alcanza los 220 centímetros cúbicos, o sea que es unas seis veces más pequeño que el cerebro humano moderno típico.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress