Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 4 mayo 2011
Ecología

La menor pluviosidad incita a marcharse del lugar a las aves migratorias

Durante mucho tiempo se ha creído que el instinto y el incremento anual de la cantidad de luz diurna son los factores principales y hasta exclusivos que hacen que las aves comiencen su migración de primavera. Sin embargo, un equipo de científicos ha llegado a la conclusión de que éste podría no ser el caso.

Los investigadores se concentraron en analizar cómo las tendencias de calentamiento en las zonas templadas de reproducción y crianza alteran la sensible ecología de las aves migratorias.

Esta nueva investigación muestra que los cambios en las precipitaciones en los territorios tropicales donde los pájaros pasan el invierno pueden ser igual de importantes.

Muchas de las especies de aves que pasan el periodo de crianza en humedales y zonas boscosas templadas de América del Norte, transcurren los meses de invierno en las zonas tropicales del Caribe y América Central y del Sur. Los insectos son el alimento principal de muchas aves durante el invierno, y las precipitaciones determinan en gran medida la cantidad de insectos disponibles.

Sin embargo, el calentamiento climático está haciendo que numerosos ciclos de precipitaciones disminuyan y sean más variables en muchas áreas, afectando ello a la disponibilidad de los insectos y retrasando el momento en que las aves emprenden su migración.

Para analizar este fenómeno, el equipo de Colin Studds del Instituto Smithsoniano de Biología de la Conservación se concentró en los pájaros de la especie Setophaga ruticilla.

[Img #2241]
Los resultados de las observaciones que han realizado apoyan la idea de que las condiciones ambientales en zonas tropicales que no son de crianza pueden influir en la fecha de inicio de la migración de primavera.

Los autores del nuevo estudio han comprobado que las mismas aves cambiaron de modo significativo su fecha de inicio de la migración primaveral de un año a otro, en relación con la cantidad de lluvia y de comida en Marzo.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress