Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 25 junio 2014
Química

Avance en la detección química de medicamentos falsificados

Los fármacos falsificados son un problema de salud pública. Aunque al principio su elaboración y distribución eran actividades más bien artesanales y en círculos sociales reducidos, esta práctica se ha convertido ahora en una industria global conectada al crimen organizado y bajo el control de mafias. Según la Organización Mundial de la Salud, las ventas mundiales de medicamentos falsificados alcanzaron en 2010 la impresionante cifra de 75.000 millones de dólares.

 

No hay que confundir medicamentos falsificados con "copias" de medicamentos. Los medicamentos legítimamente catalogados como genéricos no son productos falsificados, sino copias legales de fármacos cuyas fórmulas han pasado a ser de dominio público. Estos genéricos están sujetos a las mismas medidas de control de calidad y seguridad que los medicamentos con nombres comerciales.

 

El problema proviene de la venta fuera de las farmacias de medicamentos que requieren receta médica. No hay información sobre el origen real de esos productos comercializados por cauces indebidos, ni sobre sus condiciones de almacenamiento, la composición, las dosis del principio activo, o su grado de toxicidad, por ejemplo.

 

Entre los medicamentos falsificados más vendidos figuran los que se presentan como fármacos bien conocidos para el tratamiento de disfunción eréctil. Al comprador le puede parecer más llevadero no tener que explicar a su médico el problema íntimo que padece, y obtener directamente vía internet el supuesto medicamento que le solucionará su disfunción, además de ahorrarse dinero al pagar quince veces menos que si lo hiciera a través de los canales legales.

 

Sin embargo, la compra de medicamentos en canales extraoficiales expone el comprador a riesgos potencialmente graves para la salud. Estos medicamentos a menudo se fabrican en locales clandestinos, como por ejemplo el garaje de una vivienda, y las condiciones de salubridad son deficientes.

 

[Img #20667]

 

La fabricación y distribución clandestina de falsos medicamentos es un serio riesgo para la salud. La mercancía de este tipo decomisada por la policía, y los casos de consumidores que acaban en los servicios de urgencias médicas de hospitales así lo demuestran. (Foto: Amazings / NCYT / JMC)

 

Además, estos medicamentos no solo pueden contener una dosis menor por unidad del principio activo, sino que incluso pueden estar desprovistos por completo de dicho ingrediente esencial. O peor aún, pueden contener una sustancia diferente que sea capaz de causar efectos secundarios nocivos imprevisibles por el consumidor.

 

En 2008, en Singapur, 150 hombres fueron hospitalizados con una severa hipoglucemia causada por un súbito bajón en su nivel de azúcar en sangre. Cuatro murieron, y siete sufrieron daños cerebrales. Esos sujetos hospitalizados habían tomado fármacos supuestamente indicados para favorecer la erección pero que en realidad eran medicamentos falsificados, que contenían una sustancia para el tratamiento de otra enfermedad y en dosis que hacían potencialmente peligroso su consumo.

 

El número de muertes por medicamentos falsificados se desconoce, pero dada la magnitud del negocio, los riesgos son considerables.

 

La amenaza de los medicamentos falsificados no es nueva. Pero el crecimiento del comercio electrónico ha permitido que las mafias inunden el mercado con una amplia gama de fármacos que no son lo que parecen, tanto en el caso de los que imitan el nombre de una marca comercial como en el de los que adoptan el nombre de un genérico.

 

Un equipo científico de la Universidad de Montreal en Canadá ha desarrollado una técnica analítica química mucho más rápida y eficaz en la detección de medicamentos falsificados. Este logro es obra de Philippe Lebel, Alexandra Furtos y Karen Waldron, del Departamento de Química de la citada universidad.

 

La nueva técnica permite identificar y cuantificar los diversos compuestos presentes en un producto farmacéutico, en una quinta parte del tiempo que se tarda en hacer el mismo trabajo mediante los procedimientos tradicionales usados por las autoridades gubernamentales de Canadá y de otros países.

 

Los análisis químicos son vitales para determinar si una partida de cajas de un medicamento es genuina o su composición es distinta de la que se indica. Aclararlo es de suma importancia para las autoridades sanitarias y las policiales.

 

Los usuarios que compran medicamentos a través de canales extraoficiales suelen confiar en que esos productos son lo que aparentan ser. No le dan la importancia que merece al aspecto clandestino de la vía de comercialización, y, dado que el embalaje y apariencia de los medicamentos comprados son a menudo muy similares a los de los productos genuinos, caen con mayor facilidad en el engaño. Sin embargo, que el producto no sea lo que parece es muy habitual. Por ejemplo, en una investigación realizada años atrás en los Países Bajos, se comprobó que de 370 muestras de partidas de un medicamento para favorecer la erección interceptadas y confiscadas por la policía solo 10 eran genuinas.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress