Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 26 junio 2014
Astronáutica

Gran Enciclopedia de la Astronáutica (344): E-6S, Object (Luna)

E-6S, Object (Luna)

 

Sonda; País: URSS; Nombre nativo: Луна

 

Verificada la posibilidad técnica del alunizaje, un objetivo prioritario si lo que se perseguía era posar a hombres en la superficie de nuestro satélite natural, los ingenieros soviéticos desviaron su atención hacia otra vertiente importante de los preparativos para tal empresa. Tal y como harían las Lunar Orbiter americanas, sería necesario colocar a sondas alrededor de la Luna para mapear toda la superficie y para localizar zonas de aterrizaje apropiadas para futuros descensos, tanto de naves automáticas como, claro está, tripuladas. Al mismo tiempo, la compleja maniobra de inyección orbital alrededor de la Luna serviría como magnífico banco de pruebas respecto a lo que, a mayor escala, supondría la llegada de una cápsula con hombres a bordo, en uno de los pasos previos al descenso y aterrizaje.

 

Esta misión, llena de lógica, se emprendió sin embargo con una cierta improvisación. Los dirigentes soviéticos habían esperado celebrar el 23º Congreso del Partido Comunista con el lanzamiento de un vuelo tripulado llamado Voskhod-3. Pero éste acumuló retrasos y sería finalmente cancelado. En su lugar, se optó por otro ejercicio espacial que sirviera a los dos objetivos, propagandístico y científico: la colocación de la sonda alrededor de la Luna, algo que, curiosamente, nadie había logrado hasta entonces. Para ello, el centro de Babakin modificó una de las sondas E-6, preparándola en menos de un mes, y la envió a Baikonur para su lanzamiento. No obstante, la premura impediría dotarla de cámaras y el objetivo de mapeo quedaría para más adelante.

 

Bajo la denominación E-6S, la primera sonda de esta clase partió el 1 de marzo de 1966. Era esencialmente idéntica a sus antecesoras con la diferencia de que el módulo esférico de alunizaje había sido sustituido por un conglomerado fijo de instrumentos científicos de 245 Kg. Su cohete 8K78M la colocó en órbita baja, pero, habiendo costeado durante unos minutos, la sonda, unida a su etapa superior, empezó a girar sin control, debido a un fallo en el sistema de guiado de esta última. Dos días después, el conjunto reentraba en la atmósfera. La masa satelizada, incluyendo la última fase, fue de unas 6 toneladas y media. El peso de la sonda hubiera alcanzado únicamente los 1.600 kilogramos. Ya que jamás volaría hacia la Luna, su misión no fue revelada, y pasaría a denominarse Kosmos-111.

 

[Img #20698]

 

Su sucesora tendría mejor fortuna. Fue lanzada el 31 de marzo, y esta vez su vector 8K78M sí consiguió colocarla en ruta de escape, tras pasar por la acostumbrada órbita baja provisional. La URSS anunció su despegue dándole el nombre de Luna-10.

 

El vehículo pesó al despegue 1.597 kilogramos y midió casi 3 metros de extremo a extremo. La auténtica novedad en el diseño del vehículo, el módulo orbitador, contenía diverso instrumental, compuesto éste por varios sensores de radiación lunar, detectores de plasma solar, un magnetómetro, sensores aptos para el infrarrojo, un espectrómetro de rayos gamma y varios detectores de partículas meteoríticas.

 

La habitual corrección de rumbo llevada a cabo durante las primeras horas del viaje situó a la sonda en una trayectoria que la llevaría hasta un punto situado a unos 1.000 kilómetros de distancia del disco lunar, evitando el impacto con nuestro satélite y posibilitando así la inserción en una órbita cercana a él. Para frenar la sonda y hacer que ésta alcanzase la órbita lunar se usaría el mismo tipo de retrocohete (KTDU-5A) que sirvió al Luna-9 para el alunizaje. Una vez establecido alrededor de nuestro satélite, el módulo orbitador abandonaría los dos tercios de la sonda que dejaban de tener utilidad (propulsión y guiado), para concentrarse en su labor científica.

 

Después de 3 días y medio de viaje, la velocidad del Luna-10 se vio reducida (merced a la gravedad terrestre) hasta alcanzar unos 2,1 km/s. Efectuado el encendido del motor del retrocohete a 8.000 kilómetros de distancia, dicha velocidad disminuyó de nuevo, hasta los 1,25 km/s, suficiente como para que la sonda quedase atrapada por la gravedad lunar. La órbita selenocéntrica subsiguiente, de 350 por 1.017 kilómetros de altitud, convirtió al Luna-10 en el primer ingenio capaz de orbitar otro mundo distinto del nuestro. Su equivalente americano, el Lunar Orbiter, aún tardaría varios meses en debutar.

 

[Img #20697]

 

Se produjo entonces la separación del módulo orbitador respecto del resto de la sonda, paso previo al inicio de las actividades científicas. El módulo contenía todo lo necesario para su supervivencia, incorporando los experimentos ya mencionados además de un transmisor, baterías, un sistema de regulación térmica y un sistema de telemetría. Un sencillo equipo de estabilización permitía orientar adecuadamente a la nave. Los instrumentos funcionaban sin problemas desde el interior de la cápsula presurizada.

 

La órbita lunar definitiva se obtuvo hacia las 10 menos cuarto de la noche, hora de Moscú, del 3 de abril. Apenas 20 minutos después del encendido del retrocohete y la separación de éste, se llevó a cabo la primera sesión de trabajo, que serviría para controlar el estado de salud de los instrumentos de a bordo. Desde su posición, el Luna-10 efectuaba una revolución alrededor de la Luna cada 3 horas. Su órbita, con una inclinación de 71º sobre el ecuador, le permitía sobrevolar alternativamente las regiones polares Norte y Sur.

 

Las baterías del Luna-10 suministraron energía eléctrica durante 57 días, transcurridos los cuales se habían efectuado un total de 460 órbitas útiles y 219 sesiones de transmisión de datos hacia la Tierra. Durante todo este tiempo, el Luna-10 midió el campo magnético lunar y el flujo local de meteoritos.

 

El 30 de mayo de 1966, quedaba en silencio para siempre. Aunque es posible que aún permanezca en su órbita, diversas perturbaciones gravitatorias podrían haberlo hecho caer sobre nuestro satélite.

 

Como curiosidad, hay que decir que los técnicos soviéticos se las ingeniaron para causar ciertas oscilaciones de frecuencia en los semiconductores de la nave, produciendo de la nada una sencilla imitación de una canción emblemática, la "Internacional", la cual fue transmitida y recibida con entusiasmo y ovaciones durante el 23º Congreso del Partido Comunista.

 

Los datos enviados por el Luna-10 fueron alentadores: Los detectores de rayos cósmicos y gamma, el contador de meteoritos (se habilitó aproximadamente un metro cuadrado de la superficie de la sonda para que fuera sensible a los impactos de estos pequeños cuerpos), etcétera, indicaron que el ambiente selenita parecía apto para la presencia de seres humanos. Además, el estudio de la radiación gamma procedente de las rocas de la superficie lunar permitió evaluar en cierta manera la composición de dichas rocas y, en conjunto, de todo el suelo del satélite. Sólo había un problema: el medidor del campo gravitatorio lunar detectó diversas anomalías debidas a acumulaciones de materia (mascones) que perturbaban la órbita del vehículo. La situación y efectos de estos mascones deberían ser definidos con claridad si no se quería correr el peligro de que una nave tripulada acabase aterrizando en un lugar no previsto (y potencialmente peligroso).

 

Logrado el objetivo de colocar un satélite artificial alrededor de la Luna, las E-6S desaparecieron del mapa. Otras versiones más sofisticadas seguirían sus pasos. El éxito del Luna-10 propició que Babakin y su centro de diseño, con algo más de tiempo disponible, intentasen mejorar la plataforma para que incorporase sistemas de captación fotográfica. La versión se llamará E-6LF y estará lista para un primer lanzamiento en agosto.

 

 

Nombres

Lanzamiento

Hora (UTC)

Cohete

Polígono

Identificación

Kosmos-111 (E-6S No. 204)

1 de marzo de 1966

11:03:49

8K78M (N103-41)

NIIP-5 LC31

1966-17A

Luna-10 (E-6S No. 206)

31 de marzo de 1966

10:47

8K78M (N103-42)

NIIP-5 LC31

1966-27A

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress