Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 5 mayo 2011
Zoología

Nueva prueba de la empatía entre chimpancés

Los bostezos "contagiosos" no sólo son indicio de somnolencia o aburrimiento. En los chimpancés, pueden ser muestra de conexión social entre los individuos, como sucede en el caso de los seres humanos.

Una nueva investigación realizada en el Centro Nacional Yerkes para Investigación de Primates, dependiente de la Universidad de Emory, Estados Unidos, podría ayudar a los científicos a conocer mejor los entresijos de la empatía, el mecanismo que se piensa que es la base de los bostezos "contagiosos", tanto en chimpancés como en seres humanos.

Un grupo de científicos del mencionado centro ha descubierto que los chimpancés bostezan más después de ver bostezar a chimpancés conocidos que después de ver bostezar a chimpancés desconocidos.

Los investigadores Matthew Campbell y Frans de Waal proponen que la propagación de bostezos entre los chimpancés refleja una empatía subyacente entre ellos.

La idea es que el motivo por el cual el bostezo es contagioso es, en esencia, el mismo por el cual son contagiosos la sonrisa, el acto de fruncir el ceño y otras expresiones faciales.

Los investigadores estudiaron a 23 chimpancés adultos que estaban alojados en áreas diferentes, formando dos grupos separados. Los chimpancés observaron varios videoclips de nueve segundos sobre otros chimpancés, de uno u otro grupo, que aparecían bostezando o haciendo otra cosa. Los chimpancés bostezaron un 50 por ciento más en respuesta a los bostezos de miembros de su grupo que a los bostezos de los demás.

Aunque en los humanos el efecto de los bostezos contagiosos no depende tanto de la relación personal que se tenga con el individuo que bosteza, en los chimpancés la empatía está más orientada a los sujetos con quienes se tiene relación personal.

[Img #2274]


Los chimpancés viven en pequeñas comunidades en las cuales los individuos desconocidos son vistos, por definición, como miembros de otro grupo social. En cambio, los humanos no necesariamente vemos a los desconocidos como miembros de otro grupo. Por esta razón, la distinción de si un sujeto pertenece o no al grupo tiene mayores repercusiones en los chimpancés que en los humanos. Se sabe que los chimpancés en su hábitat natural son muy hostiles con los individuos de otros grupos.

Resulta difícil medir de forma directa la empatía porque es mayormente una respuesta interna del sujeto.

En cambio, los bostezos contagiosos permiten medir respuestas empáticas puramente conductuales y que sí que son detectables de forma clara.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress