Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 21 julio 2014
Cosmología

¿Está el universo dentro de una burbuja?

La idea que el universo no sea cuanto existe, sino tan solo una porción de un todo mayor es tan fascinante como difícil de demostrar. Según algunas hipótesis, nuestro universo está contenido dentro de una especie de burbuja, y existen múltiples universos, cada uno dentro de la suya propia, componiendo este conjunto lo que se describe como multiuniverso (o "multiverso"). Un nuevo trabajo teórico, a cargo del equipo de Matthew Johnson, del Instituto Perimeter de Física Teórica en Canadá, abre una vía de investigación que quizá podría permitir verificar la existencia de otros universos.

 

Al principio, solo existía el vacío, pero rebosaba energía, supuestamente de la clase conocida como “energía oscura”, o descrita también a veces como energía del vacío, campo de inflación o campo de Higgs. Como el agua que entra en ebullición, esta energía colosal empezó a “evaporarse”, y en consecuencia se formaron “burbujas”. Cada burbuja contenía otro vacío, cuya energía era más baja, pero nada más todavía. Esta energía hizo que las burbujas se expandieran. Inevitablemente, algunas burbujas chocaron entre sí. Es posible que algunas produjeran burbujas secundarias. Quizá las burbujas eran escasas y estaban alejadas entre sí; o quizá eran abundantes y estaban muy próximas unas de otras, como en la espuma. En cualquier caso, según las hipótesis del multiverso, cada una de estas burbujas era un universo. Nuestro universo, por tanto, solo sería una burbuja en un mar de otras burbujas, cada una albergando un universo.

 

Johnson y sus colegas están intentando descubrir qué predicciones de esta hipótesis son comprobables, lo que permitiría, mediante las observaciones adecuadas, determinar si se cumplen o no. En concreto, Johnson ha estado considerando los raros casos en los que nuestro universo-burbuja podría colisionar con otro. A tal fin, él y sus colegas han recurrido a simulaciones digitales. Estas empiezan con un multiverso que posee dos burbujas, y observan qué sucede cuando colisionan, y qué podría percibir un observador hipotético situado en nuestro universo. Los resultados de la investigación apuntan a varias posibles huellas detectables. Disponiendo de algunas predicciones que se puedan someter a prueba, cada modelo propuesto para el multiverso se podrá validar o descartar. Por lo pronto, los autores del estudio ya han conseguido descartar algunos de esos modelos.

 

[Img #21159]

 

Según algunas de las hipótesis, una de las huellas más claras de colisiones de un universo-burbuja con otro dejaría lo que Johnson describe como “un disco en el cielo”, concretamente una “rotura” con forma circular en el Fondo Cósmico de Microondas. El hecho de que no se haya detectado tal rotura circular apunta a que los modelos de multiverso que la contemplan están equivocados y que el multiverso, en caso de existir, no es como lo describen tales modelos.

 

El equipo de Johnson sigue trabajando en esta línea de investigación, averiguando qué otros tipos de huellas podría dejar una colisión entre burbujas. Hasta donde se sabe, esta es  la primera vez que se presenta científicamente un conjunto directo cuantitativo de predicciones sobre las huellas observables de colisiones entre universos-burbuja.

 

Información adicional

 

 

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress