Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 22 julio 2014
Química

Más datos forenses a partir de un cabello

Parece que la policía científica contará pronto con una capacidad ampliada de extraer datos de un cabello encontrado en el escenario de un crimen.

 

Esta vía para obtener más datos forenses deriva del trabajo de investigación y desarrollo realizado por el equipo de las químicas Diane Beauchemin y Lily Huang, de la Queen’s University (Universidad de la Reina) en Kingston, Canadá, quienes han ideado una técnica de vanguardia para identificar cabellos humanos. Su test es más rápido que las técnicas de análisis de ADN utilizadas actualmente por los cuerpos de policía. Las primeras pruebas de la nueva técnica con muestras en la citada universidad han alcanzado un nivel de éxito del 100 por cien.

 

Se emplean frecuentemente muestras de sangre para identificar el sexo y la etnia, pero la sangre puede deteriorarse muy deprisa y contaminarse con facilidad. El pelo, en cambio, es muy estable.

 

El cabello es como una especie de Caja Negra, ya que en él se conservan huellas químicas de las secreciones de sudor, que se alteran con la dieta, la etnia, el género, el entorno y las condiciones de trabajo.

 

El nuevo proceso necesita 85 segundos para completarse, e implica moler la muestra de pelo, quemarla y analizar después el vapor que se produce.

 

[Img #21191]

 

Este proceso de análisis es muy eficaz, ya que incluso una de las muestras analizadas con un 100 por cien de precisión en los resultados era de cabello teñido. En las pruebas, el nuevo método ha permitido por ejemplo distinguir entre personas caucásicas, del Este de Asia, y del Sur de Asia.

 

Las científicas ya se han puesto en contacto con las autoridades a fin de poner a su disposición la nueva tecnología, y confían en mejorarla aún más. El próximo objetivo es poder determinar la edad específica y acotar más la procedencia geográfica de cada muestra de cabello analizada.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress