Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 9 mayo 2011
Ciencia de los Materiales

Insólito efecto de autorrefrigeración en la electrónica de grafeno

Con la primera observación de los efectos termoeléctricos en contactos de grafeno, un equipo de investigadores ha descubierto que los transistores de grafeno tienen un efecto refrigerante a escala nanométrica que reduce su temperatura.

La velocidad y el tamaño de los chips de ordenador están limitados por cuánto calor son capaces de disipar.

Los ordenadores con chips de silicio suelen usar ventiladores para enfriar los transistores, un proceso que consume una parte importante de la electricidad consumida por un ordenador.

Los chips de los ordenadores futuros fabricados con grafeno (hojas de carbono de un solo átomo de espesor) podrían ser más rápidos que los chips de silicio y operar con menos energía.

Sin embargo, hasta ahora, no ha sido posible conocer a fondo la generación y distribución del calor en los dispositivos de grafeno. El principal motivo ha sido la escala minúscula de la estructura del grafeno.

El equipo responsable del nuevo avance científico en este campo lo han dirigido William King y Eric Pop de la Universidad de Illinois.

Este equipo usó la punta de un microscopio de fuerza atómica como una sonda para hacer las primeras mediciones de temperatura a escala nanométrica de un transistor de grafeno activo.

[Img #2316]
Las mediciones de temperatura revelaron un fenómeno sorprendente en los puntos donde el transistor de grafeno toca las conexiones de metal. Los investigadores descubrieron que el enfriamiento termoeléctrico, un fenómeno natural y conocido pero que en la electrónica ordinaria tiene un efecto insignificante, puede ser en el caso del grafeno mucho más fuerte en los contactos que el calentamiento, con el resultado insólito de un descenso significativo de la temperatura del transistor.

Este efecto de autorrefrigeración no se había visto previamente en dispositivos de grafeno.

Disponer de este efecto de autorrefrigeración significa que la electrónica basada en el grafeno podría requerir poca acción de refrigeración mediante ventiladores y otros sistemas, o incluso podría ser capaz de prescindir de ellos por completo, con el consiguiente ahorro de consumo eléctrico.

Esta mayor eficiencia energética incrementa más aún el creciente atractivo del grafeno como un reemplazo del silicio.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress