Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 1 septiembre 2014
Zoología

¿Bosteza un lobo si ve hacerlo a otro de su manada?

El fenómeno de que a una persona le entren ganas de bostezar si ve hacerlo a alguien con quien convive, es bien conocido, y se supone que es una señal inconsciente de empatía. En algunos otros animales, por ejemplo el perro, también sucede. ¿Ocurre lo mismo con el lobo?

 

Aunque se asume que los bostezos “contagiosos” están relacionados con la capacidad humana de la empatía, hay pocas evidencias, aparte de las aportadas por estudios sobre primates, que conecten en otros animales dichos bostezos contagiosos con la empatía. En un estudio anterior se documentó que los perros domésticos tienden a experimentar bostezos contagiosos bajo observación en el laboratorio, pero no está claro si este fenómeno está enraizado en la historia evolutiva de los mamíferos, o si ha evolucionado en perros como resultado de la domesticación.

 

En un nuevo estudio, el equipo de Teresa Romero, de la Universidad de Tokio en Japón, ha investigado los bostezos contagiosos y su potencial conexión con la empatía en lobos. Romero y sus colegas observaron y registraron los bostezos de una sola manada de 12 lobos en el Parque Zoológico de Tama, en Tokio, Japón, durante cinco meses, en situaciones relajadas (sin signos visibles de tensión), y tomaron nota del momento exacto de cada bostezo, la identidad del que empezó a bostezar primero, y la identidad y posición de los individuos próximos a este último.

 

[Img #21971]

 

Los resultados sugieren que ciertamente los lobos pueden experimentar bostezos contagiosos. La fortaleza del vínculo social del miembro de la manada con respecto al lobo que bostezaba afectaba positivamente a la frecuencia de los bostezos contagiosos. Además, las lobas mostraban un tiempo de reacción más rápido que los machos cuando observaban bostezos de compañeros allegados, lo que sugiere que las hembras son más receptivas a los estímulos sociales de su entorno.

 

Según los autores, a pesar del pequeño tamaño de la muestra poblacional de lobos, estos resultados podrían proporcionar las pruebas preliminares de que los bostezos contagiosos pueden estar relacionados con la capacidad de los lobos para la empatía, y sugiere que los fundamentos de la empatía están presentes en una gama más amplia de especies de lo que se pensaba antes.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress