Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 4 septiembre 2014
Astrofísica

Enana marrón fría que llegó a estar tan caliente como una estrella

Se ha descubierto un astro del tipo conocido como enana marrón que ahora tiene una temperatura más fría que la de los planetas Mercurio y Venus, pero que en el pasado fue tan caliente como algunas estrellas.

 

Las enanas marrones son cuerpos intermedios entre las estrellas y los planetas gigantes (como Júpiter). Su masa normalmente está por debajo de 70 veces la masa de Júpiter. Debido a la baja masa de las enanas marrones, su temperatura central no es lo bastante alta como para mantener las reacciones termonucleares de fusión durante largo tiempo. A diferencia de una estrella como nuestro Sol, que pasa la mayor parte de su vida "quemando" nuclearmente hidrógeno y manteniendo una temperatura interior constante, una enana marrón pasa su existencia haciéndose más y más fría después de su formación.

 

El astro, identificado y analizado por el equipo internacional de David Pinfield, de la Universidad de Hertfordshire en el Reino Unido, y Yuri Beletsky, del Instituto Carnegie de Ciencia, en Washington, D.C., Estados Unidos, se llama WISE J0304-2705, tiene entre 20 y 30 veces la masa de Júpiter, y hay indicios firmes de que podría ser uno de los astros más antiguos de nuestra galaxia. Eso encajaría con su extenso enfriamiento.

 

[Img #22066]

 

Si la hipótesis es correcta, durante sus primeros 20 millones de años, debió tener una temperatura de al menos 2.800 grados centígrados (5.100 grados Fahrenheit), aproximadamente la misma que poseen estrellas enanas rojas como Próxima Centauri (la estrella más cercana al Sol). Después de 100 millones de años, su temperatura debió ser ya de solo unos 1.500 grados centígrados (2.700 grados Fahrenheit), lo que permitió la condensación de nubes de silicatos en su atmósfera. Tras mil millones de años, su temperatura debió haber bajado hasta unos 1.000 grados centígrados (1.800 grados Fahrenheit), siendo lo bastante fría como para que el metano y el vapor de agua cobraran un gran protagonismo. Y desde entonces debe haber continuado enfriándose hasta llegar a su temperatura actual.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress