Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 12 septiembre 2014
Robótica

El robot C2D2 vela por la seguridad de puentes

Los puentes se convierten en una infraestructura problemática a medida que envejecen, un proceso que se intensifica cuando la sal usada contra la formación de hielo, y el dióxido de carbono, intervienen destruyendo gradualmente el hormigón armado. Un nuevo robot puede ahora comprobar el estado de estas estructuras, incluso en puntos que son de acceso muy difícil y hasta peligroso para el personal técnico humano.

 

En países como Suiza, la nación donde se ha desarrollado este robot, hay infinidad de puentes de hormigón armado, y tanto la circulación de peatones como el tráfico rodado los usan constantemente. Al riesgo de una catástrofe se le añade el de tener que cerrar un puente durante un tiempo largo para hacerle el trabajo de mantenimiento que no se ha hecho en mucho tiempo porque no se sospechaba que estuviera en tan malas condiciones.

 

El hormigón armado es un buen material para puentes; los hace seguros y duraderos… hasta que aparece la corrosión.

 

La corrosión se produce cuando el cloruro procedente de la sal antihielo destruye el acero de refuerzo del interior del hormigón, o cuando el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera disminuye el pH normalmente alto del hormigón. El daño empeora con el tiempo y a menudo solo comienza a resultar visible cuando ya se halla en un estado muy avanzado. A largo plazo, esto puede poner en peligro la seguridad y la disponibilidad de los puentes y otras estructuras de soporte hechas con hormigón armado. Además, reparar estos puentes es muy caro: cuanto más grande sea el daño ocasionado por la corrosión, más cuesta el trabajo de reparación. Por otro lado, muchos puentes en Suiza tienen ya más de 50 años, lo que convierte a la corrosión en un problema cada vez más grande para la infraestructura del país.

 

[Img #22229]

 

Por todo ello, científicos como Bernhard Elsener, profesor en el Instituto de Materiales de Construcción, adscrito al ETH (Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zúrich, también conocido como Escuela Politécnica Federal de Zúrich), desarrollaron hace un cuarto de siglo una tecnología para identificar la corrosión en una etapa temprana. Esta tecnología se ha empleado con éxito durante mucho tiempo en la inspección de puentes, pero requiere acciones manuales por parte del operario, y lo inaccesible de algunos puntos, como por ejemplo las caras inferiores y los pilares de puentes muy altos, plantea retos serios, y hasta peligrosos, para las inspecciones.

 

A fin de resolver este problema, el Instituto de Materiales de Construcción unió fuerzas con el Instituto de Robótica y Sistemas Inteligentes del ETH, y formó un equipo de proyecto con Bernhard Elsener, Alexis Leibbrandt, Oliver Glauser, Ueli Angst y Robert Flatt del Instituto de Materiales de Construcción, así como Gilles Caprari del Laboratorio de Sistemas Autónomos del ETH. El objetivo fue desarrollar un robot que pudiera detectar la corrosión en todas las áreas, incluyendo lugares inaccesibles para las personas, en un estado lo más temprano posible. Para el nuevo robot (C2D2, por las siglas de Climbing Corrosion Detecting Device, aunque a mucha gente le recordará el nombre de R2D2 de la saga de “La Guerra de las Galaxias”) se partió del diseño de un robot previo (Paraswift), capaz de moverse no solo por el suelo, sino también por paredes y techos.

 

El equipo espera que a mediados de 2015 se hayan completado las últimas mejoras al robot y se pueda entonces comenzar a fabricar unidades del mismo  a escala comercial, para su inmediata puesta en servicio.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress