Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 12 septiembre 2014
Paleontología

Datos históricos sobre el rey “maldito” Ricardo III obtenidos a partir de análisis químicos de sus huesos

Un estudio reciente ha hurgado en la química de los huesos y los dientes de Ricardo III (1452-1485), y ha puesto de manifiesto nuevos y fascinantes detalles sobre la vida y la dieta del último rey inglés muerto en una batalla, quien reinó durante solo dos años, fue considerado durante siglos, con o sin razón, el peor y más malvado rey en la historia de Inglaterra, y cuya tumba llegó incluso a caer en el olvido, hasta que su esqueleto fue encontrado bajo un aparcamiento de automóviles en la ciudad británica de Leicester. La moderna ciencia forense corroboró su identidad y ha desvelado bastantes aspectos desconocidos por la historia acerca de su vida y las circunstancias que rodearon su muerte en combate.

 

Los resultados de los análisis realizados por científicos del BGS (British Geological Survey, el servicio británico de prospección geológica), en colaboración con expertos de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, indican un cambio de dieta y de residencia durante su niñez, y más tarde, una dieta rica en comida y bebida caras y de gran categoría. El estudio forense es el más completo que se haya llevado a cabo sobre un monarca medieval.

 

El análisis isotópico del material óseo y dental del rey Ricardo III ha revelado detalles previamente desconocidos de sus primeros años de vida y del cambio en su dieta cuando se convirtió en rey, dos años y dos meses antes de morir en la Batalla de Bosworth. El equipo de Angela Lamb examinó los cambios en las huellas químicas encontradas en un diente,  un fémur y una costilla.

 

Las mediciones de isótopos que están relacionados con la ubicación geográfica, la polución ambiental y la dieta (de estroncio, nitrógeno, oxígeno, carbono y plomo) se hicieron en los tres puntos citados del esqueleto de Ricardo III. El diente, que se formó en la niñez, confirmó que Ricardo III se mudó del castillo de Fotheringay, en el Este de Inglaterra, cuando alcanzó la edad de siete años. Los datos sugieren que durante esta época residió en una zona de mayor lluvia y con rocas más antiguas que en su lugar de nacimiento en Northamptonshire. Su dieta también cambió bastante con al trasladarse a vivir al nuevo sitio.

 

[Img #22230]

 

Examinando el fémur, que representa en promedio los 15 últimos años previos a la muerte, los investigadores dedujeron que Ricardo regresó al Este de Inglaterra durante su adolescencia o como adulto joven, y que tenía una dieta que coincidía con las de la más alta aristocracia.

 

El tercer punto examinado, la costilla, corresponde a un tipo de hueso que se autorrenueva de forma relativamente rápida, de manera que sólo representa entre 2 y 5 años previos a la muerte. Los datos aportados por los isótopos en este hueso indican el mayor cambio en la dieta. Aunque una diferencia entre la química del fémur y la de la costilla de Ricardo III podría señalar un cambio de lugar de residencia, los registros históricos demuestran que no trasladó su residencia fuera del Este de Inglaterra durante los 2 años previos a su muerte, cuando fue rey. Como tal, este cambio es más probable que represente uno en la dieta durante este período como monarca. La diferencia sugiere un aumento en el consumo de pescado de agua dulce y aves, que eran adiciones populares en los banquetes reales durante la época. Además, la química ósea sugiere que durante su corto reinado bebía más vino que antes, y refuerza la idea de que el tipo de comida y de bebida estaba fuertemente conectado al status social en la Inglaterra medieval.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress