Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 29 octubre 2014
Antropología

El sorprendente vínculo entre pobladores de América y la Isla de Pascua en la antigüedad

Pudo haber una circulación significativa de personas desde la Isla de Pascua hacia América mucho antes de que el comandante holandés Jakob Roggeveen llegara con sus barcos a la misteriosa isla en 1722, según nuevas pruebas genómicas que muestran que los rapanui o pascuenses residentes en esa isla tan aislada tuvieron contacto con poblaciones de indios americanos cientos de años antes. El sorprendente hallazgo aporta el primer respaldo genético para tal ruta temprana transpacífica, entre Polinesia y América, un viaje impresionante de más de 4.000 kilómetros (casi 2.500 millas).

 

Los hallazgos hechos en la nueva investigación son un recordatorio de que las poblaciones humanas primitivas exploraron ampliamente el planeta, tal como subraya Anna-Sapfo Malaspinas del Centro de Geogenética del Museo de Historia Natural de Dinamarca. “Las versiones ofrecidas por los libros de texto sobre los acontecimientos que marcaron la colonización humana, como la que pobló América, se tendrán que revisar utilizando datos genómicos”, declara la investigadora.

 

Por otra parte, Malaspinas, así como Eske Willerslev y sus colegas, examinaron dos cráneos correspondientes a los indígenas "Botocudos" de Brasil y encontraron que su ascendencia genómica es polinesia, sin ningún tipo detectable de componente nativo americano.

 

[Img #23163]

 

Evidencias arqueológicas previas habían sugerido que de 30 a 100 hombres, mujeres y niños polinesios llegaron por primera vez a la Isla de Pascua, también conocida como Rapa Nui, alrededor del año 1200, en dos o más canoas de doble casco. Después de establecerse en la aislada isla, los Rapanui construyeron las conocidísimas plataformas gigantes de piedra y más de 900 estatuas (los célebres moais), en algunos casos con un peso de hasta 82 toneladas.

 

Si bien los polinesios pudieron haber necesitado semanas para llegar hasta las islas más cercanas, hay pistas de un contacto con tierras continentales. Por ejemplo, hay evidencias de la presencia de cultivos nativos de América en Polinesia, incluyendo la batata (boniato o camote) andina, mucho antes del primer contacto europeo oficial.

 

[Img #23164]

 

Un análisis genómico amplio de 27 nativos rapanui confirma ahora un contacto notable entre la gente de la isla y los indios americanos en algún momento entre aproximadamente el año 1300 y el 1500, hace entre 19 y 23 generaciones. La población rapanui empezó a mezclarse con los europeos solo mucho más tarde, hacia 1850. La ascendencia de los rapanui hoy en día es aproximadamente un 76 por ciento polinesia, un 8 por ciento indígena americana y un 16 por ciento europea.

 

Los nuevos datos sobre los rapanui sugieren uno de dos escenarios: O los indios americanos navegaron hacia Rapa Nui, o los polinesios navegaron hacia América y regresaron. Los investigadores creen más probable que los rapanui hicieran con éxito el viaje de ida y vuelta, teniendo en cuenta las simulaciones presentadas en estudios previos que muestran que todos los viajes, no truncados por algún percance, hechos por embarcaciones que se dirigirían intencionadamente hacia el Este desde Rapa Nui llegarían siempre a América, en una travesía que duraría de dos semanas a aproximadamente dos meses. En cambio, el viaje desde América hacia Rapa Nui es mucho más difícil, lo que haría más probable que fallase o no alcanzase la isla. Desde América, Rapa Nui es un punto de destino sumamente pequeño, lo que podría también explicar por qué les llevó a los europeos tanto tiempo descubrir la isla.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress