Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 16 mayo 2011
Zoología

La intrincada evolución del olfato de los pájaros

A las aves se las conoce más por sus habilidades de vuelo, su agudeza visual y su sentido del equilibrio, que por su capacidad olfativa. La idea comúnmente aceptada es que el sentido del olfato menguó durante la transición evolutiva desde los dinosaurios a las aves a medida que el sentido de la visión y la capacidad de mantener el equilibrio mejoraban para ser usados durante el vuelo.

Pero una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Calgary en Canadá, el RTMP (Royal Tyrrell Museum of Palaeontology), también en Canadá, y la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, sugiere que hace millones de años, las criaturas con alas también contaban con un mejor sentido del olfato que sus ancestros dinosaurios.

Anteriormente se creía que las aves estaban tan ocupadas, por así decirlo, mejorando su vista y su sentido del equilibrio para adecuarlos a su capacidad de volar, que su sentido del olfato se redujo al mínimo posible.

La investigación llevada a cabo por el equipo de la paleontóloga Darla Zelenitsky (Universidad de Calgary), François Therrien (RTMP) y Lawrence Witmer (Universidad de Ohio) muestra que el sentido del olfato en realidad mejoró durante la transición desde los dinosaurios a las aves, al igual que la visión y el equilibrio.

Por ejemplo, el ave más antigua conocida, el Archaeopteryx, heredó su sentido del olfato de pequeños dinosaurios carnívoros hace unos 150 millones de años. Posteriormente, hace alrededor de 95 millones de años, el ancestro de todas las aves modernas desarrolló una capacidad olfativa aún mejor.

[Img #2445]
La idea de que las aves tienen un sentido del olfato pobre puede haber surgido por la influencia popular de las aves que nos son más familiares. En el estudio se ha comprobado que entre las aves actuales, las especies más primitivas, como los patos, tienen bulbos olfatorios relativamente grandes. Las aves con los bulbos olfatorios más pequeños son bastante comunes y también las más inteligentes, figurando entre ellas, por ejemplo cuervos, loros y pinzones. Esto último sugiere que la mayor inteligencia de estos pájaros reduce su necesidad de un buen olfato.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress