Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 16 mayo 2011
Psicología

¿Por qué hay menos aventuras extramatrimoniales de mujeres poderosas?

El caso del ejecutivo de élite que le es infiel a su esposa con su secretaria es casi un arquetipo. Y son también abundantes los casos de hombres con poder, desde políticos a deportistas, a los que la prensa pilla en un desliz. La cantidad de mujeres poderosas a las que se les destapan aventuras de esta clase es muy inferior. Y desde hace mucho tiempo se ha asumido que los hombres tienen una mayor tendencia a la infidelidad que las mujeres, y que por eso, cuando se dan las circunstancias oportunas, les resulta más fácil caer en la tentación. Una reciente investigación contradice esta idea.

Valiéndose de encuestas que garantizaban el anonimato de las personas participantes (algo fundamental para conseguir la colaboración de voluntarios cuando se tocan temas tan delicados), el equipo del psicólogo Joris Lammers de la Universidad de Tilburgo, en los Países Bajos, se propuso averiguar si el riesgo de infidelidad conyugal es mayor en las personas con poder, independientemente de su género.

Lammers argumenta que, si bien muchos estudios anteriores han producido resultados que indican que el género es el predictor más fiable de la infidelidad, en ninguno de tales estudios se investigó a mujeres poderosas.

En el nuevo estudio, se analizó tanto hombres como mujeres con poder. Y los resultados revelan que entre las personas poderosas la diferencia de género es irrelevante en cuanto a los casos consumados de infidelidad o a las ganas de tener una aventura extramatrimonial.

Hay una pregunta obvia: Si esto es así, ¿por qué salen a la luz bastantes menos casos de deslices de mujeres poderosas que de hombres poderosos? La respuesta que brinda el estudio es también evidente: Simplemente, porque en los puestos de gran poder hay menos mujeres que hombres.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress