Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 20 noviembre 2014
Geología

Reliquias geológicas de la formación de la Tierra conservadas dentro de ésta

La mayoría de los volcanes están ubicados en la frontera entre dos placas tectónicas, y se originan cuando esas placas chocan o divergen. Sin embargo, existen volcanes que no se encuentran en los límites de placas, sino en puntos calientes que presentan mayor actividad volcánica que sus alrededores y son generados por un derretimiento anómalo en un sector del manto terrestre.

 

Las placas tectónicas se mueven aproximadamente a la velocidad a la que crecen las uñas de nuestras manos (7 centímetros al año) (3 pulgadas) y esto hace que finalmente un volcán intraplaca se aleje de su punto caliente y se extinga. Otro volcán surge en lugar del anterior sobre el punto caliente, y el proceso continúa repitiéndose y formando una cadena de volcanes.

 

El resultado final es una serie de volcanes cuyas edades respectivas siguen una tendencia lineal progresiva. En la placa del Pacífico, el más joven está al este, y al avanzar hacia el oeste los volcanes son más antiguos y más profundamente erosionados.

 

El equipo del geoquímico Matthew Jackson, de la Universidad de California en Santa Bárbara, Estados Unidos, se valió de mediciones de alta precisión de isótopos de helio y plomo para desentrañar la composición química y la geometría del penacho procedente del manto terrestre responsable de alimentar a los volcanes en islas de Samoa.

 

[Img #23619]

 

Este mapa del punto caliente de Samoa muestra su división en tres alineamientos volcánicos paralelos. (Imagen: M. G. Jackson, S. R. Hart, J. G. Konter, M. D. Kurz, J. Blusztajn & K. A. Farley. “Helium and lead isotopes reveal the geochemical geometry of the Samoan plume“. Nature 514, 355­358 (16 October 2014) doi:10.1038/nature13794)

 

La investigación ha revelado que en ciertos puntos del interior de la Tierra, como la zona analizada, todavía se conservan vestigios de la formación inicial del planeta. Esos puntos calientes volcánicos, a menudo cadenas de islas volcánicas como Samoa, pueden contener vestigios de la infancia del sistema solar que de alguna manera han sobrevivido durante miles de millones de años.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress