Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 15 diciembre 2014
Medicina

¿Hay relación entre la flora intestinal y la enfermedad de Parkinson?

Las personas que sufren la enfermedad de Parkinson tienen una microbiota en sus intestinos distinta a la de los individuos sanos, según los llamativos resultados de un estudio concluido recientemente.

 

La observación más importante realizada en dicho estudio por el equipo del neurólogo Filip Scheperjans, de la Universidad de Helsinki en Finlandia y el Hospital Central dependiente de dicha universidad, es que los pacientes con el Mal de Parkinson tienen muchas menos bacterias de la familia Prevotellaceae; a diferencia de los individuos del grupo de control (personas sanas); prácticamente nadie en el grupo de pacientes tenía una gran cantidad de bacterias de esta familia.

 

Los autores del estudio no han determinado todavía qué supone la escasez de bacterias Prevotellaceae en las personas que padecen el Mal de Parkinson; ¿tienen quizás esas bacterias una cualidad que protege a sus anfitriones contra la enfermedad? ¿O este descubrimiento indica solo que la disfunción intestinal forma parte de la patología propia del Mal de Parkinson?

 

Es una pregunta interesante que Scheperjans y sus colaboradores tratan ahora de responder.

 

[Img #24097]

 

Otro descubrimiento interesante fue que la cantidad de bacterias de la familia Enterobacteriaceae en el intestino estaba relacionada con el grado de severidad de los problemas de equilibrio y para andar de los pacientes. Cuantas más Enterobacteriaceae tenían, más graves eran los síntomas.

 

Como en el caso de las otras bacterias, habrá ahora que averiguar si estos cambios en el ecosistema bacteriano se producen antes de la aparición de los síntomas motores propios de la enfermedad de Parkinson.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress