Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 9 enero 2015
Botánica

El maíz entró en el suroeste de EE UU hace 4.000 años a través de la montaña

Las poblaciones humanas antiguas llevaron con ellos sus animales y cultivos domésticos en una multitud de trayectorias de migración. En la actualidad, los datos sobre el origen de estos cultivos y su evolución pueden aportar nuevas pistas sobre la propia historia humana.

 

Investigadores de Dinamarca, Estados Unidos, Suecia, Chile y Australia han empleado esta estrategia para conocer cómo se introdujo el maíz desde México al suroeste de EE UU y cuál fue su adaptación genética a este nuevo ambiente. Las conclusiones se han publicado en un artículo de la revista Nature Plants.

 

El origen del maíz (Zea mays ssp. mays) en el suroeste de los Estados Unidos es una cuestión polémica. Los datos arqueológicos han dirigido a la comunidad científica a diferentes posibles rutas de difusión en el país, tanto costeras como montañosas. Por otro lado, la adaptación genética al nuevo contexto ambiental y cultural del suroeste del país norteamericano es un aspecto que en gran parte no ha sido caracterizado.

 

La comparación entre secuencias de ADN de cultivos modernos y parientes silvestres tampoco ha aportado luz. Rute da Fonseca y Thomas Gilbert, investigadores del Museo de Historia Natural de Dinamarca, aseguran que este método ofrece una visión “simplificada” y que es necesario analizar las variedades ahora desaparecidas que conformaron la transición entre las plantas de maíz que nuestros ancestros utilizaron como alimento y las que se conocen hoy día.

 

[Img #24522]

 

Estos datos “intermedios”, proporcionarían “una imagen más precisa de cómo se han desarrollado los cultivos de este alimento”, tal y como explican los científicos. Da Fonseca y Gilbert, junto con otros colegas, han aplicado técnicas de secuenciación genética de última generación a 32 muestras de ADN nuclear de maíz obtenidas de 28 sitios arqueológicos de Estados Unidos y México, que datan desde hace entre 6.000 años y 700 años de antigüedad, y los han comparado con ADN de maíz moderno y ADN de maíz antiguo recogido en un museo de Chile.

 

El trabajo ha revelado que la primera fase de introducción del maíz en el sudoeste de los Estados Unidos se produjo a lo largo de una ruta de montaña, la de la Sierra Madre (desde México hasta el Estado de Arizona), hace unos 4.000 años. Posteriormente, se originó un flujo de genes a través de una ruta costera del Pacífico unos 2.000 años más tarde.

 

Por otro lado, el análisis genético de las muestras de maíz ha permitido a los investigadores profundizar en la evolución del cultivo, que tuvo que adaptarse al nuevo entorno climático, más seco, y desarrollar tolerancia a la sequía. El maíz también tuvo que adaptarse a los gustos culturales hasta ser más dulce, modificando su contenido de azúcar.

 

Los hallazgos ponen de manifiesto una significativa presión evolutiva aplicada al maíz, debida, por un lado, a las migraciones humanas y, por otro, al contexto cultural. (Fuente: DiCYT)

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress