Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 9 enero 2015
Psicología

Mejora en las habilidades sociales de niños autistas al convivir con animales de compañía

Mascotas tales como perros y gatos desempeñan un papel importante en la vida social de la gente, y pueden actuar como catalizadores para la interacción social, según investigaciones anteriores. Aunque se ha prestado mucha atención a cómo los perros pueden mejorar las habilidades sociales de niños con autismo, en una investigación reciente se ha comprobado que estos tienen mejores habilidades sociales cuando vive en su casa cualquier tipo de mascota.

 

Cuando la autora del estudio, Gretchen Carlisle, de la Universidad de Misuri en la ciudad estadounidense de Columbia, comparó las habilidades sociales de niños con autismo que vivían en compañía de perros con las de niños autistas que no lo hacían, los niños con perros mostraron habilidades sociales más grandes. Sin embargo, ha sido más significativo el hecho de que, según los datos analizados, los niños con cualquier tipo de mascota en casa eran más propensos a desplegar comportamientos como presentarse, pedir información o responder a las preguntas de otras personas. Estos tipos de habilidades sociales son habitualmente difíciles para los niños con autismo, pero el estudio mostró que la reafirmación personal de los niños era mayor si vivían con una mascota. En este caso, las mascotas servían como “lubricantes sociales”, tal como argumenta Carlisle.

 

Carlisle constató también que las habilidades sociales de los niños se incrementaban cuanto más tiempo una familia llevaba poseyendo un perro, si bien los niños mayores calificaban sus relaciones con los perros como menos estrechas. Curiosamente, cuando se les preguntaba a los niños, se sentían más unidos a los perros cuanto menor era el tamaño corporal de estos.

 

[Img #24525]

 

Encontrar que los niños con autismo se hallan más unidos a los perros pequeños, y que los padres digan que existe un gran cariño entre sus hijos y otras mascotas, como gatos o conejos, demuestra que otros tipos de mascotas podrían también beneficiar a los niños con autismo, tal como argumenta Carlisle.

 

Los resultados del estudio se han hecho públicos a través de la revista académica Journal of Autism and Developmental Disorders, editada por Springer.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress