Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 19 enero 2015
Medicina

Logran el primer tejido muscular humano cultivado en laboratorio capaz de contraerse

En un avance pionero que seguramente abrirá muchas puertas del progreso científico y tecnológico, unos investigadores han conseguido hacer crecer tejido de músculo esquelético que se contrae y responde como el tejido nativo frente a los estímulos externos, tales como pulsos eléctricos, señales bioquímicas y fármacos.

 

El equipo de Nenad Bursac y Lauran Madden, de la Universidad Duke, en Durham, Carolina del Norte, Estados Unidos, empezó con una pequeña muestra de células humanas que ya habían progresado más allá del estado de células madre pero que aún no se habían convertido en tejido muscular. Expandieron estos precursores miogénicos en más de mil veces, y después los colocaron dentro de un andamio especial para crecimiento de tejidos celulares, provisto de un gel nutritivo que permitió a las células formar fibras musculares funcionales y alineadas.

 

La primera aplicación práctica de los tejidos musculares que se cultiven mediante este proceso será probar nuevos fármacos y estudiar enfermedades en músculo humano funcional, fuera del cuerpo humano, sin necesidad de recurrir a personas.

 

[Img #24682]

 

Vista microscópica de manojos de fibras musculares humanas que han crecido en condiciones de laboratorio, teñidas para mostrar los patrones generados por las unidades musculares básicas y sus proteínas asociadas (en rojo), que son el sello identificativo del músculo humano. (Imagen: Nenad Bursac, Universidad Duke)

 

De este modo, se podrán hacer pruebas ambiciosas para ensayos clínicos en una simple placa de Petri. Así, será factible probar la eficacia y seguridad de fármacos sin poner en peligro la salud del paciente y también reproducir las señales funcionales y bioquímicas de las enfermedades, en especial las raras y aquellas para las que resulta difícil recurrir a biopsias de músculo.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress