Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 20 enero 2015
Sociología

El drogadicto frente al enfermo mental, ¿cuál de los dos recibe mayor rechazo social?

Sobre una muestra representativa de la población de Estados Unidos, seguramente extrapolable a bastantes más naciones, unos investigadores han realizado un estudio acerca de las actitudes de la gente, en especial las relacionadas con el rechazo social, frente a la adicción a las drogas o las enfermedades mentales.

 

El equipo de Colleen L. Barry, profesora en la Escuela Bloomberg de Salud Pública adscrita a la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos, halló que los participantes entrevistados tenían opiniones notablemente más negativas sobre los individuos con adicción a las drogas que sobre quienes tienen enfermedades mentales. También se comprobó que, en comparación con su actitud hacia los enfermos mentales, los encuestados mostraban niveles mucho más elevados de oposición a gastar dinero público en medidas que puedan ayudar a los drogadictos en su recuperación y reinserción social.

 

Si bien tanto las enfermedades mentales como la adicción a las drogas son por regla general problemas crónicos tratables, la sociedad estadounidense, como probablemente la de bastantes otros países, tiende a marcar una diferencia muy pronunciada entre el origen del mal que aqueja al enfermo mental y el del mal que aqueja al drogadicto. Valora mucho el concepto del drogadicto como alguien que eligió tomar drogas, en contraposición al enfermo mental, cuyo problema nunca ha dependido de sus decisiones.

 

[Img #24712]

 

El drogadicto recibe mayor rechazo social que el enfermo mental, por cuanto la gente valora mucho el concepto del drogadicto como alguien que eligió tomar drogas, en contraposición al enfermo mental, cuyo problema nunca ha dependido de sus decisiones. (Ilustración: Amazings / NCYT / JMC)

 

En años recientes, ha resultado ser más aceptable socialmente en muchos países hablar públicamente sobre los problemas personales de cada cual en relación a enfermedades mentales. Pero en cuanto a la adicción, el sentimiento mayoritario de la sociedad en Estados Unidos, y presumiblemente bastantes otras naciones, que deja entrever el nuevo estudio, es que el adicto es mala persona, o por lo menos un irresponsable, sobre todo porque la mayoría de las drogas son ilegales.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress