Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 27 enero 2015
Antropología

El clima ha influido en la creación de idiomas

Una cuestión interesante sobre el origen de los sonidos de las palabras, muy debatida por los lingüistas, es si el clima asociado a una determinada zona geográfica afecta al diseño del lenguaje.

 

La entonación es un elemento fundamental de comunicación en todos los lenguajes, pero más en unos que en otros. El español, el inglés o el alemán, por ejemplo, siguen siendo comprensibles incluso si todas las palabras son entonadas en el mismo tono idéntico por un robot. En cambio, otros idiomas utilizan el tono para otorgar significado adicional a sus palabras. Esas lenguas se valen de tres o más entonaciones para dar el significado deseado a ciertas palabras. Por ejemplo, en chino mandarín, que es uno de los idiomas tonales más conocidos, la entonación puede cambiar por completo el significado de una palabra. “Ma” con un tono estable significa “madre”, mientras que “ma” con un tono descendente y a continuación ascendente significa “caballo”.

 

Solo quienes generan con eficiencia la entonación correcta pueden expresarse bien en lenguajes tonales. Sin embargo, el clima puede convertirse en un problema para los hablantes de los lenguajes tonales, ya que las cuerdas vocales en la laringe pueden sufrir como resultado de ello. El efecto del clima sobre las cuerdas vocales es mayor de lo que suele creerse; incluso un incremento temporal en la humedad tiene una influencia notable sobre ellas, dado que la humedad mantiene húmedas a las membranas mucosas y las hace más elásticas. También cambia el equilibrio iónico dentro de las membranas mucosas de las cuerdas vocales. Con una buena humedad, las cuerdas vocales pueden oscilar lo bastante y producir el tono adecuado.

 

A partir de ahí, ha surgido la hipótesis de que los lenguajes tonales son menos habituales en las regiones áridas debido a que su amplio rango de entonaciones es difícil de producir bajo esas condiciones, aumentando las probabilidades de que se produzcan malos entendidos.

 

[Img #24847]

Los lenguajes en las regiones húmedas de la Tierra (círculos claros) son más a menudo tonales (rojo) que en las regiones áridas. (Imagen: Instituto Max Planck de Psicolingüística en Nimega / Roberts)

 

Caleb Everett, de la Universidad de Miami en Florida, Estados Unidos, Damián E. Blasi, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, y Seán G. Roberts, del Instituto Max Planck de Psicolingüística en la ciudad de Nimega (Nijmegen), Países Bajos, investigaron la correlación entre la humedad y la importancia de la entonación en más de 3.750 idiomas de diferentes familias lingüísticas. La gran mayoría de los 629 lenguajes tonales contabilizados procede de regiones tropicales, en África y el Sudeste de Asia, pero también en algunas regiones húmedas de Norteamérica, Amazonia y Nueva Guinea. Los resultados de su estudio confirman que los lenguajes tonales son muy raros en regiones áridas.

 

Por tanto, todo apunta a que el clima ha influido de manera importante en la creación de los sonidos de las palabras. Incluso efectos pequeños pueden resultar amplificados con el paso de las generaciones hasta generar un patrón global. “Si el Reino Unido hubiera sido una jungla húmeda, el inglés podría haberse desarrollado también como un lenguaje tonal”, apunta Roberts.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress