Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 4 febrero 2015
Astronáutica

Gran Enciclopedia de la Astronáutica (373): Koroliov, Serguéi Pávlovich

Koroliov, Serguéi Pávlovich

 

Ingeniero; País: Ucrania; Nombre nativo: Сергій Павлович Корольов

 

Nacido el 12 de enero de 1907, Serguéi Pávlovich Koroliov se convertiría en el principal ingeniero jefe y en el hombre sobre cuyos hombros descansaron la mayor parte de los programas soviéticos durante la primera década de la era espacial.

 

Zhytomyr, en la actual Ucrania, fue su población natal. Alejado de su padre durante toda su infancia y adolescencia, Serguéi fue criado básicamente por sus abuelos y demostró ser muy buen estudiante. La Revolución rusa y la primera guerra mundial se confabularon para detener su progresión, situación agravada por la escasez de alimentos. A pesar de todo, su interés por la aviación, desde que contemplara un festival aéreo en 1913, le hizo dedicarse con pasión por esta afición y por la ingeniería, en especial por los planeadores.

 

En los años 20, Koroliov prosiguió sus estudios en diversas academias y centros, hasta que en 1926 entró en la universidad técnica estatal Bauman de Moscú. En 1930 logró una licencia de piloto y se casó. Ese año fue también trascendental, pues empezó a interesarse por la aplicación de cohetes para el despegue de aviones. Pero los cohetes, y en particular los revolucionarios de combustibles líquidos, tenían otras posibilidades. Por ejemplo, el viaje espacial. Fue en 1931 cuando cofundó el grupo GIRD, una asociación de aficionados entusiastas a la cohetería que desarrollaron los primeros cohetes y motores del país.

 

[Img #25007]

 

Como ocurriera con la VfR alemana, también el GIRD alcanzó sus límites, y dado que sus actividades interesaron al Gobierno, el grupo fue absorbido en 1933 por el Laboratorio de Dinámica de Gases. Ya bajo el nombre de Instituto de Investigación de Propulsión a Chorro (RNII), la instalación en Leningrado se convertiría en un auténtico caldo de cultivo para el desarrollo de cohetes cada vez más potentes e ideas relacionadas con el espacio. Obsesionado por el trabajo y muy exigente con sus colegas, Koroliov alcanzó el puesto de ingeniero jefe del instituto. Su carácter le granjeó enemigos, y éstos lo denunciaron a las autoridades, siendo víctima de la Gran Purga. Fue arrestado en junio de 1938, torturado y condenado a 10 años de trabajos forzados en un gulag. Durante su estancia en una mina, pasó penalidades que mermaron su salud. Parcialmente rehabilitado, fue trasladado a un campo de trabajo para científicos, permitiéndosele colaborar en diversos programas aeronáuticos durante la Segunda Guerra Mundial. Ayudó a desarrollar diversos motores cohete para aviones.

 

[Img #25008]

 

Cuando los soviéticos descubrieron los trabajos alemanes en cohetería, y capturaron algunas V-2, Koriolov estaría entre los expertos enviados para estudiar la tecnología. El Gobierno encargó copiar y mejorar la V-2, algo a lo que se dedicarían expertos soviéticos y alemanes asimilados. El misil R-1 fue el resultado de estos trabajos. Serguéi sería nombrado ingeniero jefe del OKB-1, el centro de desarrollo de misiles de largo alcance, y bajo su batuta durante los años 50 se diseñarían el R-2, el R3 y el R-5. El más famoso de ellos, sin embargo, fue el R-7, el primer misil intercontinental de la historia. Voló por primera vez en agosto de 1957.

 

El R-7 sería también la herramienta elegida para sus planes espaciales. Respondiendo al reto norteamericano de lanzar un satélite, Koriolov convenció a sus superiores para llevar a cabo esa empresa, que culminó con el despegue del Sputnik el 4 de octubre de 1957. El impacto propagandístico fue tan brutal que muy pronto se lanzaría a un animal (la perra Laika) y se empezó a diseñar un plan para enviar hombres al espacio. Todos estos programas que parecían anunciar la superioridad de la ideología comunista, así como satélites espía, sondas a la Luna y a los planetas, fueron iniciados por el grupo de trabajo de Koriolov. La misión de Gagarin, en 1961, fue otro éxito que Serguéi apenas pudo disfrutar pues, temiendo que fuera secuestrado por la CIA, el ingeniero jefe debía permanecer oculto ante la opinión pública mundial. Paradójicamente, el vuelo del Vostok espoleó a los americanos, quienes propusieron enviar a hombres a la Luna antes de 1970. Así, Koroliov tuvo que diseñar un programa lunar tripulado, que incluyó nuevas naves llamadas Soyuz, y un cohete gigante bautizado como N-1.

 

[Img #25009]

 

Desgraciadamente, tan prometedoras perspectivas quedarían lejos del alcance de Serguéi. Debido a la carga de trabajo, en 1960 tuvo un primer ataque cardiaco. En 1964 se le descubrió una arritmia, y a finales de 1965 se le encontró un pólipo maligno en el intestino grueso. Murió durante la operación, el 14 de enero de 1966, con solo 59 años. Fue enterrado con todos los honores, dejando que, por fin, el mundo conociera sus méritos. Casado en dos ocasiones, dejó una hija.

 

La URSS fracasó finalmente en la carrera tripulada lunar. No sabemos si por la ausencia de Koriolov, una auténtica fuerza de la naturaleza y con una personalidad legendaria, o debido a las rivalidades intestinas y a la falta de tecnología y recursos adecuados para la tarea. En todo caso, el hombre que llevó, anónimamente, la antorcha del éxito para su país durante esa época, merece sin duda el honor de ser considerado como uno de los principales padres de la astronáutica.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress