Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 12 febrero 2015
Astronáutica

Lanzado el satélite DSCOVR

Después de una espera de casi dos décadas, se lanzó por fin al espacio el satélite DSCOVR, un vehículo que observará la Tierra.

 

Ideado bajo criterios científico-políticos, fue llamado también Goresat y Triana. En efecto, fue propuesto en 1998 por el vicepresidente de Bill Clinton, Al Gore, especialmente sensible a los temas medioambientales, e implicaba enviarlo hasta el punto de Lagrange 1 (a 1,5 millones de kilómetros de distancia), y hacer que sus cámaras enfocaran de forma permanente a nuestro planeta. El proyecto se encargó a la NASA, y además de una cámara, llevaría un radiómetro, que mediría el calor desprendido por el planeta, y al mismo tiempo, la luz reflejada por él (albedo). Esta información sería interesante para valorar mejor, con el transcurso del tiempo, la realidad del cambio climático, que supuestamente estaba calentando el planeta.

 

Calificado como un capricho del Vicepresidente (de aquí su nombre Goresat), el proyecto, llamado Triana, recibió muchas críticas. Mientras, la NASA otorgó el contrato de construcción a la compañía Swales, que utilizaría una pequeña plataforma denominada SMEX-Lite. Con una vida útil prevista de unos dos años, su diseño final concluyó que pesaría 440 kg y llevaría tres instrumentos científicos: el radiómetro Scripps-NISTAR, la cámara Scripps-EPIC y el magnetómetro PlasMag (éste para estudios del “tiempo” solar). Los trabajos se iniciaron, pero en cuanto George W. Bush se hizo cargo de la presidencia, en enero de 2001, fueron detenidos de inmediato, ante diversos informes que ponían en duda su utilidad científica.

 

La NASA decidió entonces hacer varios cambios, incluyendo el de su nombre. Su nueva denominación, desde enero de 2003, sería “Deep Space Climate Observatory” (DSCOVR), es decir, Observatorio Climático del Espacio Profundo. Hasta ese momento, el vehículo había quedado almacenado a la espera de una decisión.

 

[Img #25204]

 

En 2004, Ucrania ofreció lanzar gratuitamente al DSCOVR, a cambio de los datos científicos. La NASA se negó, alegando falta de seguridad en el despegue. En enero de 2006, la misma NASA emitía una orden de cancelación del programa. Pero el satélite no sería desguazado y permanecería almacenado hasta que se llegara a una determinación sobre qué hacer con él.

 

La NASA volvió a considerar su lanzamiento a mediados de 2008. Gracias su buen estado, con la nueva administración Obama en la Casa Blanca, y con la entrada de la agencia NOAA y de la USAF en el programa, se aprobó de nuevo su despegue, que además podría reemplazar al valioso satélite ACE.

 

[Img #25205]

 

Así pues, después de muchos años de espera, el DSCOVR ha visto llegado su momento. Fue lanzado desde Cabo Cañaveral a las 23:03 UTC del 11 de febrero, a bordo de un cohete Falcon-9 v1.1. El ascenso se llevó a cabo perfectamente, si bien la compañía constructora del vector, SpaceX, tuvo que renunciar a intentar la recuperación de su primera etapa debido al estado excesivamente revuelto del mar, con olas de 3 metros, que impediría a la barcaza que debía actuar como plataforma de aterrizaje mantenerse lo bastante estable. La citada etapa intentó sólo un amerizaje controlado sobre el agua.

 

El satélite, pues, con un coste de 340 millones de dólares y finalmente 570 Kg de peso, se dirige ya hacia el punto de Lagrange 1, donde llegará 110 días después del lanzamiento. Una vez a su alrededor, se dedicará a analizar el viento solar y a avisar de los episodios de tormentas solares, así como a enviar imágenes de la Tierra obtenidas con su cámara PIC (6 al día). Se espera que la misión se prolongue al menos durante 2 años.

 

Información adicional

 

 

 

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress