Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 13 febrero 2015
Botánica

Plantas carnívoras que desactivan su trampa para que sus víctimas se confíen

Una investigación revela que algunas plantas carnívoras son capaces de “desconectar” temporalmente sus trampas para hacer que sus presas se confíen y poder atraer a muchas antes de volverla a activar y atraparlas.

 

El equipo de Ulrike Bauer, experta en plantas carnívoras de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, estudió plantas jarro carnívoras tropicales que utilizan trampas resbaladizas para hacer caer a insectos en un “pozo” del que ya no pueden salir y así nutrirse de ellos.

 

La superficie esencial para la trampa de la planta es extremadamente resbaladiza cuando está húmeda pero no cuando está seca. Durante un máximo de 8 horas durante días secos, estas trampas están “desactivadas” y no capturan a ninguno de los insectos que las visitan. En un primer análisis, esto parece un extraño desaprovechamiento de oportunidades, porque la selección natural debería favorecer trampas que funcionen a todas horas, si, como parece lógico a primera vista, ello hace aumentar la cantidad de insectos cazados.

 

Sin embargo, al estudiar plantas carnívoras silvestres en Borneo, el equipo de Bauer descubrió que las trampas capturaban esporádicamente grandes “lotes” de hormigas de la misma especie. Los investigadores llevaron a cabo entonces experimentos en los que mantenían las superficies de captura húmedas todo el tiempo. Encontraron que las plantas húmedas ya no capturaban esos grandes lotes de hormigas.

 

[Img #25234]

 

Una hormiga obrera recolecta néctar dulce de una trampa de una planta jarro Nepenthes, que come hormigas. Al “desactivar” su trampa durante parte del día, la planta se asegura que las hormigas exploradoras sobrevivan y puedan traerle un buen lote de víctimas. Cuando la trampa se humedece, deja de ser inocua y captura a todas las confiadas visitantes de una sola pasada. (Foto: Ulrike Bauer)

 

Las hormigas son insectos sociales. Las exploradoras de cada colonia registran los alrededores de su hormiguero en busca de fuentes de alimento aprovechables. Cuando encuentran una planta jarro llena de néctar dulce y la trampa está inactiva, pueden regresar a la colonia y entonces allí reclutan a muchas más hormigas obreras para que acudan con ella a la planta. Sin embargo, una trampa que esté activa todo el tiempo capturará a la mayoría de estas hormigas exploradoras y recortará su propio suministro de presas.

 

En definitiva, a la planta desactivar temporalmente la trampa le sirve para que la hormiga exploradora regrese luego llevando consigo a muchas más víctimas. Si la trampa está activada siempre, no se da el fenómeno de la captura de grandes lotes de hormigas.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress