Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 24 febrero 2015
Medicina

Profundizando en los vínculos entre diabetes y dormir poco

Dormir menos de lo necesario puede elevar los niveles de ácidos grasos libres en la sangre, lo que conlleva de manera temporal una serie de condiciones propias de un estado prediabético, incluso en hombres jóvenes sanos, según los resultados de una nueva investigación.

 

El estudio, el primero en examinar el impacto de dormir poco en los niveles de ácidos grasos en sangre durante un ciclo completo de 24 horas, añade más pruebas de que dormir menos de lo necesario, una situación muy común en la sociedad moderna, podría alterar el mecanismo de la grasa y reducir la capacidad de la insulina para regular el azúcar en sangre. La investigación sugiere que algo tan simple como dormir lo suficiente podría ayudar a contrarrestar la actual epidemia de diabetes y obesidad.

 

El equipo de la Dra. Esra Tasali, profesora de medicina en la Universidad de Chicago, Estados Unidos, reclutó como sujetos de estudio a 19 hombres sanos con edades situadas entre los 18 y los 30 años. Estos voluntarios fueron vigilados a lo largo de sesiones en dos escenarios, por orden aleatorio. En uno, descansaron toda la noche: 9,5 horas en cama (promediando 7,8 horas de sueño) durante cuatro noches consecutivas. En el otro, pasaron solo 4,5 horas en cama (promediando 4,3 horas de sueño) durante las mismas cuatro noches consecutivas. Los dos estudios se hicieron con al menos cuatro semanas de diferencia.

 

[Img #25491]

 

Estas imágenes muestran perfiles de ácidos grasos (a) y de hormona del crecimiento (b) durante el sueño normal (líneas negras) y el sueño restringido (líneas rojas), en 19 participantes. (Imagen: J. Broussard y coautores del estudio)

 

Tasali, Josiane L. Broussard y sus colaboradores encontraron que después de tres noches de dormir solo esas 4 horas y pico, los niveles de ácidos grasos en sangre que normalmente tras alcanzar su pico disminuyen durante la noche, permanecieron elevados desde las 4 de la madrugada hasta las 9 de la mañana. Mientras los niveles de ácidos grasos permanecieron altos, la capacidad de la insulina para regular los azúcares en sangre se vio reducida.

 

Los resultados de este estudio se han publicado en la revista académica Diabetologia, editada por Springer.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress