Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 26 febrero 2015
Salud

Las principales conductas de poca higiene que provocan problemas con las lentes de contacto

Siempre se ha sabido que los usuarios de lentes de contacto que no siguen ciertos hábitos de higiene sufren una mayor contaminación bacteriana de sus lentillas, y por ende un mayor riesgo de sufrir infecciones oculares. Ahora una nueva investigación ha profundizado en la incidencia de los malos hábitos en una muestra de usuarios, y en cómo influyen en el estuche de las lentillas.

 

Mark D.P. Willcox y sus colegas de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney, Australia, investigó a 119 usuarios de lentes de contacto, reclutados en el consultorio de su optometrista. Los participantes completaron un cuestionario referente a sus hábitos de higiene con las lentillas. También entregaron sus estuches usados de lentes de contacto, que fueron enviados a un laboratorio para evaluar su grado de contaminación microbiana. Después se evaluaron las relaciones entre las prácticas de higiene y la contaminación de los estuches.

 

Como en anteriores estudios, las tasas de contaminación fueron altas: un 66 por ciento de los estuches de las lentillas dieron positivo en cuanto a contaminación bacteriana o fúngica. En casi el 40 por ciento de los estuches contaminados, se aislaron múltiples organismos.

 

Se asociaron tres malos hábitos de higiene específicos con niveles altos de contaminación:

 

-No lavarse las manos con jabón y agua antes de manipular las lentillas. Los pacientes que sí se lavaban las manos con agua y jabón tenían en sus estuches niveles más bajos de contaminación que aquellos que se lavaban las manos solo con agua del grifo, o quienes ni llegaban a lavárselas.

 

-No dejar secar al aire el estuche. Los niveles de contaminación eran más altos en los estuches que seguían estando húmedos cuando se recibieron para analizarlos.

 

-Usar estuches y soluciones de desinfección no apropiados para su tipo de lentes de contacto. La contaminación era mayor cuando los pacientes utilizaban tales estuches y líquidos inadecuados.

 

Los estuches desempeñan un papel esencial en la desinfección de las lentes de contacto. Sin embargo, sin un mantenimiento adecuado, el propio estuche puede resultar contaminado con microorganismos durante su manipulación.

 

[Img #25560]

 

Lavarse las manos con jabón y agua, permitir que los estuches se sequen, y usar los estuches y líquidos desinfectantes apropiados al tipo exacto de lentes de contacto son pasos fundamentales para reducir la contaminación de las lentillas, según demuestra el informe.

 

Estas medidas simples, pero tan eficaces como pasadas por alto por muchos usuarios imprudentes, se suman a las otras ya conocidas para el manejo general de lentes de contacto:

 

-Visitar a nuestro oftalmólogo para exámenes oculares periódicos.

 

-Llevar y reemplazar las lentillas según el calendario prescrito por nuestro oftalmólogo.

 

-Retirar las lentes de contacto antes de cualquier actividad que implique un contacto con agua, incluyendo ducharse y nadar.

 

-Usar líquido desinfectante nuevo cada vez que se limpien y se guarden las lentillas. No reutilizar nunca para un nuevo ciclo de desinfección la misma masa de líquido ya usada previamente.

 

-Cambiar los estuches al menos una vez cada tres meses.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress