Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 27 febrero 2015
Bioquímica

Elaboración de dos biocombustibles a partir de una sola alga

Un alga común cultivada comercialmente para elaborar con ella comida destinada a peces podría convertirse además en una fuente de biogasóleo (biodiésel) y de combustible para aviones a reacción, según un nuevo estudio.

 

Los autores del mismo, dirigidos por Greg O’Neil, de la Universidad del Oeste de Washington, y Chris Reddy, del Instituto Oceanográfico de Woods Hole (WHOI) en Massachusetts, ambas instituciones Estados Unidos, aprovecharon una clase de sustancias químicas sin explotar en las algas para sintetizar dos combustibles diferentes, en paralelo, a partir de una sola alga.

 

Las algas contienen ácidos grasos que pueden convertirse en ésteres metílicos de ácidos grasos, las moléculas básicas del biogasóleo. Para su estudio, O’Neil, Reddy y sus colegas centraron su atención en las algas Isochrysis por dos razones: La primera, porque quienes las cultivan ya han demostrado que pueden cosecharlas en grandes cantidades para fabricar comida destinada a peces. La segunda, porque las Isochrysis son de las pocas algas del mundo que producen grasas llamadas alquenonas. Estos compuestos están formados por cadenas largas de 37 a 39 átomos de carbono, que los investigadores creen que tienen potencial como fuente para combustibles.

 

[Img #25598]

 

Los investigadores Greg O’Neil, a la derecha, de la Universidad del Oeste de Washington, y Chris Reddy, del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, aprovecharon una clase de sustancias químicas sin explotar en las algas para sintetizar dos combustibles diferentes, en paralelo, a partir de una sola alga. (Foto: Tom Kleindinst, Instituto Oceanográfico de Woods Hole)

 

Las alquenonas son demasiado grandes para ser usadas como combustible para aviones a reacción, pero los investigadores se valieron de un proceso especial que dio como resultado la ruptura de las largas cadenas en trozos de solo entre 8 y 13 átomos de carbono. Estas sí son lo bastante pequeñas para usarlas como combustible para aviones a reacción.

 

Los científicos creen que al poder producir dos combustibles (biogasóleo y combustible para aviones a reacción) a partir de una única alga, el proceso que han ensayado puede ser el primer paso hacia una nueva línea de producción industrial en el sector de los biocombustibles. Aunque, tal como advierten, este es solo el primer paso, con muchos más que habrá que dar antes de garantizar la viabilidad comercial de sus logros, los resultados iniciales son alentadores.

 

Información adicional

Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress