Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 27 mayo 2011
Salud

El tabaquismo aumenta las probabilidades de sufrir la forma más mortífera de cáncer de riñón

Ésta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de científicos que ha examinado los historiales de varios cientos de pacientes. Este hallazgo ofrece nuevas pistas sobre el papel directo que el fumar desempeña en el cáncer renal, pero también ofrece un mensaje de esperanza para quienes dejen de fumar: Abandonar el tabaco reduce poco a poco ese riesgo extra. Además, por supuesto, cuanto antes se abandone, mejor para la salud.

El equipo de Matvey Tsivian del Centro Médico de la Universidad Duke revisó los antecedentes de 845 pacientes fumadores sometidos a cirugía debido al cáncer de riñón desde 2000 hasta 2009.

Comprobó que los antiguos fumadores y los actuales tenían más probabilidades que los no fumadores de tener cáncer renal avanzado, definido como un tumor que afecta a los ganglios linfáticos o se ha diseminado de otra manera.

Las neoplasias malignas avanzadas son mucho más letales que la etapa inicial del cáncer renal. Sólo el 8 por ciento de los pacientes con la forma más grave de cáncer renal sobrevive cinco años, según datos de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer, mientras que las expectativas de supervivencia para los pacientes en las primeras etapas del cáncer renal son mucho mejores.

Analizando historiales, los investigadores de la Universidad Duke han hallado que la enfermedad avanzada se diagnosticaba en sólo el 20,2 por ciento de los no fumadores en el grupo de estudio, en comparación con un 28,7 por ciento en los fumadores.

Al dejar de fumar, las personas reducen las probabilidades de desarrollar cáncer renal grave. Los investigadores han constatado que cada década vivida sin fumar resultó en una reducción del 9 por ciento en las probabilidades de recibir un diagnóstico de cáncer renal avanzado.

[Img #2655]
Cuanto más dure el periodo de tiempo sin fumar, más disminuye el riesgo, aunque dejar de fumar no elimina los daños por completo. Aquellos que dejan de fumar y no recaen durante al menos 20 años, tienen un riesgo del 22 por ciento de desarrollar un cáncer renal avanzado, en comparación con el riesgo de un 20 por ciento de un no fumador.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress