Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 18 marzo 2015
Ecología

Hallan eslabón perdido en efectos de la contaminación por nitrógeno

La deposición de nitrógeno (N) atmosférico se encuentra entre las tres principales amenazas para la biodiversidad a escala global (Sala, 2000). Se estima que para el año 2050 la contaminación de N a nivel mundial será casi el doble que al comenzar la década de los 90 (Galloway et al., 2004) amenazando a muchos ecosistemas en todo el mundo (Phoenix, et al., 2006).

 

En los entornos terrestres se han identificado diversos efectos de la polución por N sobre las comunidades vegetales, tales como cambios en las coberturas vegetales, la abundancia y riqueza de especies (Bobbink et al., 2010; Phoenix, et al., 2012; Hautier et al, 2014), una disminución en la resistencia a patógenos y plagas (Bobbink et al., 2010; Phoenix, et al., 2012) y un aumento en la susceptibilidad de las plantas a la sequía y heladas (Bobbink et al., 2010; Phoenix, et al., 2012).

 

Los efectos de la deposición de nitrógeno sobre los bancos de semillas (reserva de semillas viables sin germinar que se almacenan en el suelo después de que han sido dispersadas) han sido poco estudiados, pero por primera vez se conocen los efectos de la contaminación por N durante un largo periodo de tiempo sobre los bancos de semillas de pastizales. El estudio lo publicó la revista científica internacional Nature Communications.

 

Sofía Basto, bióloga docente de la Universidad Javeriana, en Colombia, con doctorado de la Universidad de Sheffield en Inglaterra, encontró que el nitrógeno es una amenaza aún mayor para los bancos de semillas de los pastizales, lo que pone en peligro la capacidad natural de los ecosistemas para recuperarse después de una perturbación humana o el cambio climático y pone en riesgo de extinción local a las poblaciones vegetales.

 

La investigación de la docente halló que los suelos que recibieron 140 kg de N por hectárea al año presentaron una disminución en la abundancia total de semillas, en la riqueza de especies y en la abundancia de hierbas, ciperáceas y gramíneas.

 

 

La profesora indica que "se demostró que el tamaño y la riqueza del banco de semillas de un pastizal ácido se redujo considerablemente después de 13 años de deposición simulada de nitrógeno y que no hay indicios de recuperación después de que la deposición se detuvo por un periodo de más de cuatro años, lo que pone en peligro la capacidad de los ecosistemas para recuperarse después de una perturbación humana o el cambio climático."

 

El estudio revela que los efectos de la contaminación por nitrógeno (N) son mayores en los bancos de semillas que en la vegetación que crece sobre el suelo, ya que la cobertura y la floración no cambiaron significativamente en la mayoría de las especies. Además, el banco de semillas no se recuperó después de cuatro años del cese de la deposición de N.

 

Asimismo, resalta que el impacto de la deposición de nitrógeno en los bancos de semillas del suelo genera una mayor preocupación, ya que estos contribuyen al mantenimiento de diversidad de especies vegetales (Royo & Ristau, 2012), amortiguan a las poblaciones vegetales pequeñas y aisladas contra extinción local (Piessens, et al., 2004) y son determinantes clave de la resistencia y resiliencia de los ecosistemas frente a amenazas como los incendios, sequías, el sobrepastoreo o el cambio climático.

 

La cuantificación del impacto de la deposición de N a largo plazo en los bancos de semillas era "un eslabón perdido" en el conocimiento de las respuestas de los ecosistemas a la deposición del N, y tiene implicaciones importantes para la conservación y restauración de los pastizales.

 

Dado que el efecto de la polución por N se da a nivel global, existe una seria preocupación porque la disminución de los bancos de semillas puede estar ocurriendo también en otros ecosistemas diferentes a los pastizales.

 

Por esta razón, los resultados de este estudio serán presentados en la reunión anual del Committee on Air Pollution Effects Research (Caper, por sus siglas en inglés), en Manchester (Inglaterra) del 30 de marzo al 1 de abril del presente año, en la que se toman decisiones para ser aplicadas a nivel mundial en el control de la contaminación por nitrógeno y otros contaminantes y el nombre de nuestro país estará en primer lugar.

 

Aunque la escasez de nutrientes limita la productividad de los suelos agrícolas, su exceso genera un grave riesgo ambiental. En el caso del nitrógeno (N), los suelos agrícolas requieren aplicaciones de N suplementarios a través de fertilizantes para satisfacer la necesidades de los cultivos y obtener así el rendimiento y la calidad esperada; sin embargo, los fertilizantes se aplican en la mayoría de los cultivos en tasas y periodos de tiempo inapropiados, las plantas no logran asimilar todos los nutrientes suplementarios y los excedentes se acumulan en el suelo, se desplazan a las fuentes hídricas y por último algunos de ellos ascienden a la atmósfera, se transportan por las corrientes de aire y son depositados nuevamente en los suelos, las aguas y la vegetación.

 

 

Este fenómeno se conoce como deposición atmosférica de nitrógeno. Al igual que la agricultura, el uso de combustibles fósiles y la ganadería también contribuyen de forma similar a la contaminación por N. (Fuente: Universidad Javeriana/Carlos Andrés Medina)

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress