Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 30 mayo 2011
Astronomía

Monóxido de carbono en la atmósfera de Plutón

Un equipo de astrónomos dirigidos desde el Reino Unido ha detectado monóxido de carbono en la atmósfera de Plutón, después de una búsqueda de casi dos décadas por científicos de muchas partes del mundo.

Plutón fue descubierto en 1930, y se le consideró el planeta más pequeño de nuestro sistema solar, y el más distante al Sol.


Sin embargo, desde 2006, se le considera oficialmente un miniplaneta (o planeta enano). Los miniplanetas, de los que hay ya unos cuantos reconocidos como tales en nuestro sistema solar, aunque se cree que existen más, son cuerpos de cientos de kilómetros de diámetro que tienden a girar en torno al Sol en órbitas lejanas, por regla general más alejadas del Sol que la seguida por Neptuno.


Plutón es el único miniplaneta del que se sabe que tiene atmósfera, si bien es muy tenue. Fue descubierta en 1988.


Los resultados del nuevo estudio, obtenidos por el equipo de la astrónoma Jane Greaves de la Universidad de St Andrews, utilizando el Telescopio James Clerk Maxwell en Hawái, muestran una fuerte señal delatadora de la presencia de monóxido de carbono.


Anteriormente, se creía que la atmósfera de Plutón era de un centenar de kilómetros de espesor, pero los nuevos datos elevan la altitud del límite superior de la atmósfera a más de 3.000 kilómetros, una cuarta parte de la distancia que separa a Plutón de su luna más grande, Caronte. El monóxido de carbono detectado está a una temperatura muy baja, de alrededor de 220 grados centígrados bajo cero.


En 1989, Plutón hizo su aproximación más cercana al Sol de los últimos tiempos, algo que sucede muy de tarde en tarde, ya que este astro tarda 248 años en completar una órbita alrededor del Sol.


Los gases presentes en la atmósfera de Plutón probablemente resultan de la acción de la radiación solar cuando ésta calienta a la mayor temperatura posible el hielo de la superficie del miniplaneta. Las mayores temperaturas, un poco más elevadas que la media, se alcanzan en las épocas en que Plutón está más cerca del Sol. La mayor incidencia de radiación solar provoca que parte del material helado pase a estado gaseoso.


La atmósfera resultante de estos periodos de calentamiento es probablemente la más frágil del sistema solar, ya que las capas superiores de la misma se acaban dispersando en el espacio.


A diferencia del dióxido de carbono, gas con un importante efecto invernadero, el monóxido de carbono actúa como refrigerante. El metano, por su parte, tiene un potente efecto invernadero, que le permite absorber luz solar y hacer aumentar un poco las temperaturas.


[Img #2685]
El metano y el monóxido de carbono constituyen un porcentaje minúsculo de la atmósfera de Plutón, la cual se cree que está dominada por el nitrógeno.


El equilibrio entre el metano y el monóxido de carbono es decisivo para los cambios atmosféricos que registra Plutón al discurrir entre sus largas estaciones.


El recién descubierto monóxido de carbono podría frenar el escape de la atmósfera al limitar la expansión excesiva de la misma y la pérdida de parte de ésta en el espacio, pero si el efecto refrigerante es demasiado grande, podría ocasionar nevadas de nitrógeno y la congelación de todos los gases, que podrían así quedar aprisionados en la superficie hasta la llegada de una estación climática más propicia para que vuelvan al estado gaseoso.

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress