Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 20 marzo 2015
Microbiología

Bacteria mutante que adquiere un tamaño gigantesco sin dividirse

Un ejemplar típico de bacteria Escherichia coli mide apenas de 1 a 2 milésimas de milímetro de largo. Ahora, bloqueando la división celular, dos investigadores han hecho crecer bacterias E. coli que han alcanzado las tres cuartas partes de un milímetro. Eso es hasta 750 veces su longitud normal. Los resultados de estos experimentos tienen aplicaciones potenciales en la industria de la nanotecnología, y podrían conducir hacia un mejor conocimiento sobre cómo actúan los microbios patógenos.

 

Normalmente, una E. coli crece hasta que dobla su longitud, y entonces se divide. Muchos estudios anteriores habían mostrado que si se bloqueaba la división celular, la bacteria crecía aún más. Sin embargo, tales células no mantenían por mucho tiempo ese ritmo de crecimiento, ya que morían, de manera aparentemente inevitable, a las pocas horas. Su muerte se producía porque las mutaciones que bloqueaban la división celular también interferirían en otro aspecto de la fisiología que era necesario para la supervivencia de una célula.

 

La hipótesis que se propusieron poner a prueba Ziad El-Hajj y Elaine B. Newman, de la Universidad de la Concordia en Montreal, Canadá, fue si las células continuarían alargándose en el caso de que el bloqueo en la división celular fuese tan específico que no afectase a ninguno de los otros procesos de la célula.

 

[Img #26200]

 

Bacteria E. coli mutante con una longitud de tres cuartas partes de un milímetro, que le da un aspecto más parecido a una larga lombriz o serpiente. Esa longitud es 750 veces la típica de bacterias normales de esa especie, como las mostradas en el recuadro. (Imagen: Ziad El-Hajj)

 

Eso es lo que ocurrió cuando aislaron un mutante viable donde, presumiblemente, los procesos fisiológicos, aparte de la división celular, no se vieron afectados. Incluso las células mutantes más largas no tenían subdivisiones, y todo el material celular normal estaba distribuido a lo largo de toda la longitud del microbio. Cuando las permitieron reemprender la división celular, las células, antes de dividirse de nuevo, formaron bucles en varios sitios a lo largo de su estructura, y entonces se dividieron en esos bucles o en sus proximidades.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress