Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 13 abril 2015
Ecología

Los dispersantes usados para limpiar el vertido de la Deepwater Horizon son más tóxicos para ciertos corales que el petróleo

Según los resultados de un nuevo y polémico estudio a cargo de especialistas de la Universidad Temple en Filadelfia y la Universidad Estatal de Pensilvania, ambas en Estados Unidos, un tipo de dispersantes usado para combatir el derrame de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon desencadenado en 2010 en el Golfo de México, es más tóxico para los corales de aguas frías que el propio petróleo derramado. Los resultados de esta investigación se suman así a los de otras sobre el tema.

 

El reventón sufrido en 2010 por el Pozo Macondo en el que estaba trabajando la plataforma petrolera Deepwater Horizon provocó el vertido más grande de la región en toda la historia de Estados Unidos. Conforme el drama avanzaba, era cada vez más evidente la necesidad urgente de actuar de algún modo. En un intento por impedir que el petróleo subiera hasta llegar a la superficie y alcanzar los ecosistemas costeros y de marismas, se procedió a inyectar dispersantes químicos en la boca del pozo.

 

Esos dispersantes, usados para deshacer mareas negras en la superficie marítima, nunca se habían utilizado en cantidades tan grandes ni durante periodos tan prolongados en las profundidades oceánicas.

 

El caudal de 4,9 millones de barriles de petróleo (aproximadamente 795 millones de litros) que se derramó en el Golfo de México durante el vertido acarreó un desastre ecológico. Pero los más de 7 millones de litros (2 millones de galones) de un tipo de dispersantes usado para su limpieza empeoraron de manera notable la situación para los corales de aguas frías, al resultarles más tóxicos que el propio petróleo, elevando así los daños. Esta es la alarmante conclusión a la que han llegado Erik Cordes y Danielle DeLeo, de la Universidad Temple, así como Iliana Baums y Dannise Ruiz-Ramos, de la Universidad Estatal de Pensilvania.

 

[Img #26757]

 

En los experimentos, estos científicos expusieron tres especies de coral de aguas frías del Golfo a varias concentraciones del tipo de dispersantes utilizado y al petróleo del pozo de la Deepwater Horizon. Encontraron que esa clase de dispersante es tóxico para los corales en concentraciones más bajas que las del petróleo. En otras palabras, su toxicidad para esos corales es mayor que la del petróleo. El resultado combinado es peor que el del petróleo solo.

 

“Aplicar los dispersantes a dicha profundidad fue un experimento a gran escala y que se estaba haciendo en tiempo real”, acusa Cordes. “Fue un deseo de hacer inmediatamente algo en relación con la salida del petróleo del pozo, pero realmente no sabían lo que iba a pasar como resultado de ello”.

 

Después del vertido del 2010, Cordes y sus colaboradores descubrieron varias poblaciones de corales del Golfo recubiertas con un fango de color oscuro que resultó contener petróleo del derrame y residuos de los dispersantes. Eso marcó el inicio de su línea de investigación, de la que el más reciente estudio es el ahora presentado.

 

El laboratorio de Cordes llevará a término estudios adicionales para intentar reproducir las concentraciones de petróleo y dispersantes a las que los corales fueron expuestos durante el vertido petrolero del Golfo, y profundizar así en los entresijos de la catástrofe química. Todo nuevo dato al respecto podría ayudar a desarrollar futuras estrategias para la aplicación de los dispersantes adecuados y de la manera apropiada a vertidos de petróleo con el fin de mitigar sus efectos nocivos.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress