Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 12 mayo 2015
Oceanografía

Desentrañando los secretos de las olas gigantes submarinas

Unos científicos han desentrañado algunos de los secretos de las enigmáticas olas gigantes submarinas, conocidas también como olas internas, mediante un análisis minucioso de las condiciones reinantes en la región marítima del mundo donde más fuertes son dichas olas.

 

El análisis, a cargo del equipo de Thomas Peacock, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos, y 41 científicos más de 25 instituciones en cinco naciones, ha incluido inspecciones in situ, experimentos de laboratorio, así como simulaciones, y proporciona una nueva visión detallada de cómo nacen, se extienden y mueren estas olas gigantes.

 

El efecto que las olas gigantes submarinas ejercen en la superficie del mar es casi imperceptible, produciendo una cresta de no muchos centímetros de altura que puede pasar del todo desapercibida entre otros movimientos del agua. Por eso son tan difíciles de ver y han estado rodeadas por un halo de misterio desde que se documentó científicamente su existencia. Antes de ser reconocidas por la ciencia, seguramente alimentaron más de una leyenda sobrenatural narrada entre marineros. Aunque su manifestación en la superficie marítima es sutil, bajo ella se revela toda su impresionante magnitud: estas olas submarinas pueden alcanzar una altitud, desde su base, de hasta más de 500 metros.

 

Las olas de esta clase desempeñan un papel clave en el proceso de mezcla de las aguas oceánicas, agitando las capas estratificadas del agua más pesada y salada, y del agua que no lo es tanto; ejercen asimismo una notable influencia en las temperaturas marítimas, y en consecuencia en el clima de la Tierra; y contribuyen a regular diversos aspectos de los ecosistemas marinos.

 

Aunque las olas gigantes submarinas están presentes en todos los océanos del globo, las más fuertes y grandes son las que operan en cierto sector del Mar de la China Meridional, originándose en el Estrecho de Luzón, entre Taiwán y Filipinas. El fuerte forzamiento térmico y la geometría del relieve del fondo marino en el Estrecho de Luzón son las principales causas de la enorme magnitud de tales olas allí.

 

[Img #27562]

 

Imagen captada desde satélite del Mar de la China Meridional, con colores añadidos que indican el desplazamiento vertical calculado de las capas oceánicas cerca de los 200 metros de profundidad, con arreglo a datos de un modelo del fenómeno y a cálculos realizados por Harper Simmons de la Universidad de Alaska, en la ciudad estadounidense de Fairbanks, e ilustrados por un equipo de la Universidad de Washington, en la misma nación. El naranja indica movimiento ascendente, y el azul indica movimiento descendente. (Imagen: Cortesía del equipo de investigación)

 

Las olas gigantes submarinas, solitarias, pueden generar potentes turbulencias. Debido a su tamaño y comportamiento, la aparición y propagación de estas olas son importantes para diversos procesos marinos, incluyendo el suministro de nutrientes a los organismos marinos; la distribución de sedimentos y sustancias contaminantes; y la propagación de ondas sonoras. También tienen un papel relevante en el proceso de mezcla de las aguas oceánicas, cuando las aguas cálidas superficiales se combinan con las frías y profundas, un proceso que es esencial para la comprensión de la dinámica del clima global.

 

Los nuevos datos aportados por el estudio reciente seguramente mejorarán de modo notable los modelos climáticos globales.

 

Un hallazgo inesperado ha sido el alto grado de turbulencia producida a medida que se originan estas olas, cuando, por acción de mareas y de corrientes, grandes masas de agua pasan por encima de las cadenas montañosas del fondo marino. La turbulencia es tan fuerte que genera algunas de las mezclas más intrincadas observadas en las profundidades marinas. En palabras de Peacock, mezcla las aguas como lo haría una gigantesca lavadora.

 

Las nuevas observaciones contestan a una pregunta que estaba pendiente de ser respondida desde hace mucho tiempo, la de cómo se propagan las olas internas: ¿se inician con su máxima fortaleza en su punto de origen, o, por el contrario, esta se incrementa paulatinamente a medida que se propagan desde ese sitio? Los muchos intentos de responder a esta pregunta han producido resultados contradictorios a lo largo de los años. Esta nueva investigación ha resuelto de forma aparentemente definitiva este enigma: las olas se hacen más grandes a medida que se propagan.

 

Información adicional

 

 

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress