Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 10 junio 2011
Medicina

Descubren el mecanismo por el que una proteína regula la actividad del sistema inmunitario

Un hallazgo reciente podría ayudar a diseñar fármacos para tratar enfermedades autoinmunes como la artritis y la diabetes.

El Dr. David Sansom y su equipo en el Centro de Regulación Inmunitaria del Consejo de Investigación Médica, en la Universidad de Birmingham, han descubierto cómo una proteína, llamada CTLA-4, mantiene calmado al sistema inmunitario y evita que las células T, las que constituyen el "centro de mando" de nuestra respuesta inmunitaria, adopten una conducta agresiva inapropiada.

Sólo cuando realmente estamos infectados por microbios invasores se le permite al sistema de alarma activarse apropiadamente, lo que le lleva a movilizar toda la fuerza de nuestro sistema inmunitario en el lugar y momento correctos.

Cuando el sistema inmunitario no es refrenado debidamente, puede causar artritis reumatoide, diabetes tipo 1, y otras enfermedades autoinmunes, caracterizadas por los ataques injustificados del sistema inmunitario contra nuestros propios cuerpos.

Un componente esencial de nuestro sistema inmunológico es la CTLA-4, una proteína que se encuentra en las células T. Sin la CTLA-4, las células T comienzan a atacar al propio cuerpo.

Aunque los inmunólogos han sabido desde bastante tiempo atrás que la CTLA-4 es necesaria para evitar una reacción inmunitaria contra nosotros mismos, no se ha conseguido aclarar el misterio de cómo funciona exactamente. El trabajo del laboratorio de Sansom es muy importante para avanzar hacia el esclarecimiento de dicho enigma, porque muestra que la CTLA-4 actúa como una aspiradora, eliminando las señales de alarma que pueden provocar respuestas inmunitarias no deseadas y perjudiciales contra nuestros cuerpos.

[Img #2902]
Por otra parte, descubriendo nuevas formas de evitar que la CTLA-4 haga su trabajo, quizá se pueda estimular a las células inmunitarias para que ataquen células de nuestro cuerpo, lo cual podría ser deseable en la lucha contra un tumor canceroso.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress