Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 12 junio 2015
Ciencia de los Materiales

Superficie que se vuelve lisa o irregular bajo demanda

Unos científicos han desarrollado una técnica para producir materiales blandos, usando una impresora 3D, con texturas de superficie que pueden después ser modificadas a voluntad para resultar perfectamente lisas, o por el contrario, irregulares, o incluso adquirir patrones complejos que puedan servir para guiar líquidos.

 

El proceso se basa en el uso, como materia prima, de un material que está compuesto por dos polímeros diferentes con distintos grados de rigidez: las partículas más rígidas están hechas de uno de ellos y se hallan incrustadas dentro de una matriz del otro polímero, más flexible. Cuando un objeto hecho del material combinado es estrujado, la superficie pasa de ser lisa a tener un patrón que está determinado por la forma de las partículas duras implantadas y por la separación entre ellas. Cuando se deja de estrujar el objeto, la superficie recupera su textura inicial. Volviendo a ser lisa.

 

Este trabajo de investigación y desarrollo, realizado por Mark Guttag, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, y Mary Boyce, ahora en la Universidad Columbia en la ciudad estadounidense de Nueva York, podría llevar a una nueva clase de materiales con propiedades de superficie controlables dinámicamente y reversibles.

 

Dependiendo de la disposición de las partículas, usando la misma cantidad de compresión, es factible conseguir diferentes topografías en la superficie, incluyendo baches y protuberancias a lo largo y ancho de ella.

 

[Img #28421]

 

El polímero producido mediante una impresora 3D incluye material blando y flexible (de color claro) y partículas de material duro (negro) incrustadas, dispuestas de forma predeterminada. Cuando el material es comprimido, su superficie se vuelve rugosa en un patrón determinado por las partículas duras. (Foto: Felice Frankel)

 

El sistema puede producir patrones sencillos y repetitivos de baches y protuberancias, que podrían ser útiles para cambiar la resistencia aerodinámica de un objeto, o su reflectividad. Pero organizando la distribución de las partículas duras, puede ser también utilizado para producir texturas superficiales altamente complejas, por ejemplo, creando canales microfluídicos para controlar el movimiento de líquidos dentro de un detector químico o biológico.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress