Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 23 junio 2015
Ecología

Extrañas muertes de ballenas en las últimas semanas

Desde fines de mayo, una cifra anormalmente alta de ballenas del tipo conocido como ballena de aleta o rorcual común, casi una decena en el momento de escribir estas líneas, han sido descubiertas flotando muertas en aguas de la zona que va desde la isla de Kodiak hasta más o menos la de Unimak, cerca de la costa de Alaska.

 

Estas muertes son por ahora un misterio. Para empezar, esa cifra de muertes en un área geográfica tan pequeña y en tan poco tiempo es muy extraña. “Raramente vemos más de un cadáver de rorcual común cada par de años”, subraya al respecto Kate Wynne, experta en mamíferos marinos y profesora en la Universidad de Alaska en Fairbanks, Estados Unidos.

 

Otro detalle enigmático es que todos los individuos fallecidos encontrados son de una sola especie, con la excepción de una ballena jorobada encontrada en un lugar diferente. Así que parte del misterio es, ¿por qué precisamente ballenas de aleta? ¿Por qué no individuos de especies que acostumbran a ser sus presas? ¿Por qué no hay otros consumidores en el ecosistema apareciendo afectados por una mortandad similar? Si se tratara de una intoxicación típica, los efectos se propagarían por una parte significativa de la cadena alimentaria.

 

Las ballenas de aleta, una especie en peligro, crecen hasta los 21 metros (unos 70 pies). Constituyen uno de los tipos de ballenas barbadas. Con las “barbas” que tienen en sus bocas filtran el agua de mar, atrapando copépodos, krill y pequeños peces. Las ballenas se alimentan moviéndose en formaciones muy compactas, de manera que Wynne piensa que las ballenas muertas pudieron consumir algo tóxico hacia la semana del 20 de mayo.

 

[Img #28668]

 

Muestras de cadáveres de ballenas están siendo analizadas en un laboratorio en busca de huellas de biotoxinas. Las autoridades, y el público en general, al que se ha pedido su colaboración, están vigilando el medio ambiente, por si aparecieran otras señales inquietantes, como por ejemplo peces y aves muertos en cantidades anormalmente altas o en circunstancias extrañas, o cualquier cosa que parezca infrecuente, a fin de intentar aclarar el enigma de estas ballenas muertas.

 

Wynne y sus colegas están analizando las ubicaciones de los cadáveres hallados, recogiendo muestras de agua para buscar proliferaciones masivas de algas nocivas y registrando cambios en la temperatura del agua marina.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress