Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 24 junio 2015
Psicología

Ponerse en forma contribuye a que también lo haga el cónyuge

Con la obesidad en aumento en los hogares de muchas naciones industrializadas, la demanda de tratamientos de reducción de peso, gimnasios y dietistas que aconsejen sobre cambios estratégicos en los hábitos de cada persona, se está disparando. Sin embargo, según las conclusiones a las que se ha llegado en un estudio reciente, la persona capaz de ejercer una mayor influencia sobre los hábitos del afectado es el propio cónyuge.

 

La nueva investigación realizada por el equipo de Silvia Koton, del Departamento de Enfermería de la Universidad de Tel Aviv en Israel, y Laura Cobb, de la Escuela Bloomberg de Salud Pública adscrita a la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos, viene a decir que hacer ejercicio físico para ponerse en forma no solo es bueno para quien lo hace, sino que también lo es para su pareja.

 

Tras examinar datos en historiales de salud de 15.792 adultos de mediana edad de comunidades situadas en Maryland, Carolina del Norte, Minnesota y Mississippi, en Estados Unidos, la conclusión a la que ha llegado el equipo de Koton y Cobb es que si un cónyuge mejora su nivel de actividad física, es mucho más probable que el otro siga su ejemplo.

 

[Img #28710]

 

Ya se sabe desde hace mucho tiempo que los miembros de una pareja tienden a exhibir comportamientos de riesgo similares, como fumar o beber, pero no estaba claro cómo el nivel de actividad física de una persona se veía influenciada por cambios en el de su pareja. El nuevo estudio indica que en la relación de pareja un cónyuge puede tener un impacto positivo sobre el otro en cuanto a llevar un estilo de vida sano que permita mantenerse en forma. Estos resultados sugieren por tanto que aconsejar al mismo tiempo a ambos miembros de una pareja, en vez de hacerlo de modo individualizado, podría ser un mejor método para ayudar a las personas a aumentar su actividad física.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress