Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 7 julio 2015
Neurología

Los cambios que el óxido nitroso provoca en las ondas cerebrales

El óxido nitroso, conocido habitualmente como “gas de la risa”, se ha empleado en la práctica anestesiológica desde el siglo XIX, pero aún no se sabe muy bien cómo actúa para provocar estados mentales alterados. Una nueva investigación aporta datos nuevos y esclarecedores acerca del mecanismo por el que la sustancia provoca dichos cambios mentales.

 

El equipo de Emery Brown, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, ha documentado algunos cambios fundamentales que el óxido nitroso provoca en las ondas cerebrales.

 

Durante un período de unos tres minutos después de la administración de óxido nitroso en dosis anestésicas, los registros de electroencefalograma (EEG) muestran ondas delta lentas de gran amplitud, un potente patrón de “disparos” eléctricos de neuronas que se propaga por la parte frontal del cerebro con un ritmo muy lento, de un ciclo cada 10 segundos.

 

Esta frecuencia es característica de nuestra fase más profunda del sueño, pero las ondas inducidas por el óxido nitroso son el doble de grandes (y al parecer más potentes) que las que circulan por nuestro cerebro mientras dormimos.

 

[Img #29053]

 

Brown y sus colegas se llevaron toda una sorpresa, ya que el hallazgo fue del todo inesperado. En palabras de Brown, el óxido nitroso tiene la capacidad de controlar el cerebro de una manera del todo distinta al modo en que otras sustancias influyen sobre el cerebro.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress