Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 15 julio 2015
Zoología

¿Por qué los machos de araña viuda negra causan destrozos deliberados en la telaraña de la hembra que cortejan?

La araña viuda negra (Latrodectus hesperus) es nativa del oeste de Norteamérica. Las hembras de viuda negra tienen unos 15 mm de largo. El macho es mucho más pequeño. Las viudas negras construyen telarañas que, entre otras cosas, sirven para comunicarse a través de vibraciones y feromonas.

 

Las feromonas de seda que las hembras de viuda negra producen son como anuncios personales basados en el olor. Oler en la seda la feromona de la hembra puede indicarle al macho la edad, el historial de apareamientos e incluso el nivel de hambre de su potencial compañera. Estos mensajes químicos complejos son solo una parte del sistema de comunicaciones de estas arañas.

 

El acceso a las hembras está muy disputada: hasta 40 machos pretendientes pueden llegar a la telaraña de una hembra en una noche.

 

Los machos de araña viuda negra destrozan grandes porciones de la telaraña de la hembra durante el cortejo y agregan su propia seda. Sorprendentemente, a las hembras no parece importarles esta destrucción.

 

[Img #29288]

 

En la investigación realizada por el equipo de Catherine Scott, de la Universidad Simon Fraser en Canadá, se ha observado minuciosamente este fenómeno. Ella y sus colegas han llegado a la conclusión de que esta conducta saboteadora ejercida por los machos disuade a los machos rivales, dado que los destrozos hacen menos atractiva la telaraña de la hembra para ellos. La tolerancia de la hembra hacia estos sabotajes parece derivar del hecho aparente de que la conducta de estos machos la protege del acoso sexual de decenas de machos ansiosos, permitiéndola centrarse en los únicos con los que se aparea.

 

Información adicional

 

 

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress