Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 21 junio 2011
Ciencia de los Materiales

Convertir luz en electricidad con la ayuda de puntos cuánticos y fullerenos

En lo que es otro avance espectacular en el diseño de dispositivos electrónicos cada vez más pequeños, se ha logrado ensamblar parejas de partículas nanométricas que parecen ser prometedoras fuentes miniaturizadas de energía.

Compuestos por puntos cuánticos que absorben la luz, y que están conectados a nanopartículas de fullereno, estos diminutos sistemas de dos partículas pueden convertir la luz en electricidad de un modo controlable con mucha precisión.

Los puntos cuánticos son moléculas especiales de tamaños variables según la función, que contienen desde unos pocos átomos hasta cantidades elevadas de ellos, y que interactúan de maneras únicas con la luz y los campos magnéticos.

Los fullerenos son moléculas especiales de carbono con forma aproximadamente esférica. Los átomos de carbono se posicionan en configuraciones que dan a la molécula una forma parecida a la de un balón reglamentario de fútbol.

La investigación que ha desembocado en esta combinación de fullerenos y puntos cuánticos la ha llevado a cabo el equipo de Mircea Cotlet, químico físico, y Zhihua Xu, especialista en ciencia de los materiales, ambos del Laboratorio Nacional de Brookhaven, en Estados Unidos.

Al modificar la longitud de las moléculas que realizan el enlace, y al modificar el tamaño de los puntos cuánticos, los científicos pueden controlar con gran precisión el ritmo y la magnitud de las fluctuaciones en la transferencia de electrones inducida por la luz.

[Img #3063]
La nueva tecnología desarrollada por el equipo de Cotlet y Xu tendrá seguramente muchas aplicaciones en la electrónica molecular, incluyendo quizá la vinculada a paneles solares de nueva generación.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress