Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 27 julio 2015
Medicina

Combatir la tuberculosis con un fármaco para el glaucoma

Un nuevo descubrimiento sugiere que un medicamento común utilizado para tratar el glaucoma también podría ser utilizado para tratar la tuberculosis, incluso la causada por cepas de la bacteria que son farmacorresistentes.

 

El equipo de Robert Abramovitch y Benjamin Johnson, de la Universidad Estatal de Michigan (MSU) en la ciudad estadounidense de East Lansing, ha descubierto que la etoxzolamida, un compuesto presente en muchos medicamentos para el glaucoma, es capaz de desactivar la capacidad que la bacteria de la tuberculosis tiene para atacar al sistema inmunitario.

 

Básicamente, la etoxzolamida impide que la bacteria de la tuberculosis despliegue su armamento y que pueda proliferar dentro de ciertos glóbulos blancos de la sangre que son parte del sistema inmunitario. Los autores del estudio han constatado mediante experimentos que el compuesto reduce los síntomas de la tuberculosis en ratones.

 

La bacteria de la tuberculosis tiene una gran capacidad para detectar ciertas señales ambientales en el cuerpo y adaptarse a las nuevas situaciones que tales señales anuncian. Una de estas señales detectables por la bacteria es un cambio en el pH (grado de acidez) que le permite a la bacteria deducir que está siendo atacada por una célula del sistema inmunitario del organismo al que intenta invadir.

 

[Img #29560]

 

En la nueva investigación, se ha comprobado que la etoxzolamida inhibe la capacidad de la bacteria de la tuberculosis para detectar entornos ácidos, volviéndola “ciega” a esas señales delatadoras, de tal modo que no puede defenderse adecuadamente del ataque del sistema inmunitario.

 

Información adicional

Quizá también puedan interesarle estos enlaces...

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress